Tecnología

En busca de nuevos filones

Siluetas afiladas y propuestas rompedoras para hacer frente al empuje de los todoterrenos de tamaño medio

En busca de nuevos filones

Los familiares compactos con formatos clásicos tipo VW Golf, la referencia de la categoría, mantienen unas ventas aceptables. Sin embargo, cada vez se reparten entre un mayor número de modelos y los modelos con siluetas clásicas empiezan a parecer algo agotados, sobre todo ante el empuje de los todoterrenos de su tamaño. El resultado es que casi todas las marcas se han lanzado a buscar conceptos y lenguajes de diseño diferentes para encontrar algún filón sin explotar.

Esa hoja de ruta no distingue entre marcas populares o exclusivas y es el camino donde se mueven las novedades más destacadas, tanto del año que termina como del que viene.

Nuevos Mégane y Astra

Así, en 2014 apenas ha habido dos estrenos destacados, y ambos se han centrado en la economía: Citroën Cactus y Nissan Pulsar (ver abajo). Pero para 2015 el panorama se presenta mucho más variado.








Opel Monza prototipo.




Las estrellas de 2015 serán las nuevas generaciones de dos superventas muy populares, los Renault Mégane y Opel Astra, aunque ambos llegarán muy a final de año. El primero se fabricará en Palencia y en principio se lanzará solo la versión de cinco puertas; el Astra seguirá apostando por la deportividad para diferenciarse y adoptará rasgos del frontal del prototipo Monza (arriba). Por último, Fiat mostrará a final de año un familiar compacto que reemplazará al Bravo actual, pero ya en 2016.




El Infiniti Q30 será el próximo contendiente entre los compactos exclusivos. Los Mercedes CLA Shooting Brake y Audi TT Sportback exploran recetas estéticas que exaltan la deportividad



Antes, en primavera, Honda actualizará el Civic con algunos retoques de detalle y en verano lanzará por fin la versión deportiva Type R, que estrenará un sorprendente motor 2.0 turbo VTEC de unos 280 CV que aspira a convertirse en el GTi de referencia. Además, Hyundai ofrecerá en marzo un motor 1.6 turbo de 184 CV en el i3o y Citroën refrescará el DS4 con una puesta al día estética hacia el verano.








Audi TT Sportback.




Entre las marcas de prestigio, la primera novedad será la puesta al día del BMW Serie 1, que recibirá cambios estéticos más profundos de lo habitual, incluido un nuevo frontal muy diferente al actual. Pero destaca en especial la llegada de un nuevo contendiente, el Infiniti Q30. El modelo japonés refleja también el acercamiento entre la alianza Renault-Nissan y Mercedes, y compartirá la base mecánica del Clase A, incluidos varios motores. Pero su lanzamiento será por fases: en octubre saldrá la versión de cinco puertas, y algo más tarde, la de tres, que se denominará Coupé. Y contará también con una versión híbrida, siguiendo la tradición de la marca japonesa.

Cuestión de arquitectura

Pero los estrenos más sugerentes de 2015 vendrán de dos marcas de prestigio. El primero será la carrocería familiar del Mercedes CLA, que saldrá en primavera. Se denominará Shooting Brake y presenta una silueta espectacular que incluye una zaga muy estilizada que le distingue de cualquier otra ranchera de su tamaño. La alternativa de Audi podría ser el TT Sportback, una derivación alargada del Audi TT Coupé que integra las cuatro puertas en una silueta cupé.



Propuestas poscrisis con sello español


Sencillos, asequibles y diferentes. Pero sobre todo con precios acordes a la situación económica que deja la crisis. Son los Citroën C4 Cactus y Nissan Pulsar, dos de los estrenos destacados del año, que además se fabrican aquí y confirman la competitividad de las factorías españolas. Estos dos familiares poscrisis buscan cubrir las necesidades de una familia joven con el menor desembolso posible.

El Citroën C4 Cactus (desde 14.550 euros) es la propuesta más original y rompedora de 2014. Parecía arriesgado, pero las ventas confirman cada día su acierto y han exigido subir la producción de la planta de Villaverde. Mide 4,15 metros de largo, casi 10 centímetros menos que un Golf, y está a medio camino entre un utilitario y un compacto. Pero sobre todo es diferente a todos los coches de su tamaño.

Su proceso de diseño equivale a una deconstrucción del automóvil. Citroën ha eliminado lo superfluo para primar lo más valorado por las familias jóvenes: funcionalidad, tecnología y conectividad. Por fuera adopta la silueta de un break con la suspensión alta de un todoterreno y añade unos cojines de aire – airbumps- que protegen al aparcar. Y el interior, moderno y práctico, ofrece un espacio y maletero correctos.

Otro valor diferenciador es que está estudiado al detalle para reducir el peso: hay versiones de menos de 1.000 kilos, casi 300 menos que un Golf o un C4. Y esa ligereza crea un círculo virtuoso que permite equipar motores más pequeños para ofrecer las mismas prestaciones que sus rivales con consumos y precios más ajustados.

El Pulsar se fabrica también en España (planta de Nissan en Barcelona). Es más convencional, pero está muy bien resuelto, prima la economía y ofrece todo lo necesario para resolver el transporte familiar. Por fuera presenta un aire deportivo y estilizado, el interior destaca por su amplitud y confort, y equipa motores pequeños que corren lo suficiente y gastan poco. Redondea su oferta con un completo equipo de serie y se vende desde 19.050 euros, que se pueden quedar en 13.900 sumando todos los descuentos (Plan PIVE, financiación con Nissan…).



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no