NIO Eve: el coche autónomo que se cargará en 10 minutos

En teoría llegará en 2020, promete una autonomía de 965 kilómetros y recargas rápidas por inducción que añadirán 321 kilómetros de alcance.

NIO Eve: el coche autónomo que se cargará en 10 minutos

Se podrá conducir, pero seguramente los usuarios prefieran estar a otras cosas cuando vayan dentro.

NIO (anteriormente NextEV) puede resultar una marca desconocida para el gran público, pero es una de esas start-ups que quiere entrar en el mercado dejando huella desde el primer momento. Ya lo hizo en parte con el lanzamiento de NIO EP9, un deportivo eléctrico de 1.390 CV, pero ahora quiere sorprender por la rama de la conducción autónoma.

Por el momento es solo un prototipo, pero el fabricante tiene pensado llevarlo a los concesionarios en 2020: el NIO Eve concept aúna todas las tendencias del futuro de la automoción: es autónomo, eléctrico y cuenta con inteligencia artificial.

A pesar de contar con un nivel de autonomía 5, lo que significa que podrá circular por su cuenta en toda clase de circunstancias, desde NIO quieren dar al usuario la oportunidad de conducir, de ahí que haya un puesto de conducción. La cuestión es si alguien querrá hacerlo, puesto que el habitáculo está concebido con un salón de recreo para los ocupantes.

Los asientos son prácticamente sofás, una de las plazas traseras se puede estirar hasta formar casi una cama, hay mesas plegables para trabajar e incluso llevar a cabo reuniones, y los cristales actúan a su vez como pantallas inteligentes. Mientras los ocupantes se relajan, estará al mando NOMI, la inteligencia artificial del vehículo. Esta puede interactuar con los pasajeros tanto de manera verbal como por imágenes, analizar las rutas, realizar sugerencias y mostrar información de todo tipo mediante el empleo de realidad aumentada.

Confirmada su mecánica eléctrica, el fabricante no ha concretado datos sobre potencia o similares, aunque la lógica apunta a un conjunto mucho menos radical que el del EP9. Lo que sí promete es un autonomía de 965 kilómetros y un sistema de recarga por inducción que podría, en solo 10 minutos, rellenar energía para recorrer 321 kilómetros.

Padmasree Warrior, CEO de la compañía, comenta respecto al Eve concept que “es nuestra visión del futuro, centrada en ofrecer una experiencia al usuario sin igual, basada en la tecnología de vanguardia, con el hardware definido por el software”. Y sobre sus futuros modelos, apunta: “nuestros coches serán tu acompañante, conocerán tus necesidades y se convertirán en una acogedora sala de estar que te llevará de un lado a otro”.

La idea es buena, pero, como ocurre con la mayoría de estas compañías, solo el tiempo dirá si cumplen lo prometido. De momento ya han encontrado la primera piedra en el camino y es que Nick Sampson, de Faraday Future, les ha acusado de plagiar el diseño del FF 91.

Aquí están ambos modelos, para que hablen las imágenes.