Actualidad

Citroën C5 Aircross: la comodidad como seña de identidad

El nuevo SUV compacto llega con amortiguación progresiva, cuatro motores y capacidad para cinco personas y hasta 720 litros de maletero.

Citroen C5 Aircross

El nuevo todocamino llegará a finales de año.

El Citroën C5 Aircross no es un coche nuevo, al menos a nivel mundial. Lleva un año a la venta en China, pero ha costado que desembarque en Europa, adonde acaba de llegar para pelear en el muy competido segmento de los SUV compactos con rivales como el Peugeot 3008, el Seat Ateca, el Nissan Qashqai o Volkswagen Tiguan. ¿Sus armas para la batalla?  Un diseño distintivo y una clara apuesta por el confort.

Si no se hubieran visto otros modelos recientes de la marca, tales como el Citroën C3, el Citroën C3 Aircross o a la ya desaparecida primera generación del Cactus, chocaría la imagen del nuevo todocamino. Sin embargo, a día de hoy ya es característica de la casa y le sienta bien incluso a este formato más grande. En el frontal destaca la doble configuración de parrilla y grupos ópticos, así como los marcos de color en el paragolpes, que se replican en los bajos de los laterales (con los habituales Airbumps) y en las barras del techo.

El habitáculo presenta líneas horizontales y combina un cuadro de instrumentos totalmente digital de 12,3 pulgadas con una pantalla de 8 para la consola central, táctil y encajada entre cuatro salidas de aire. Dos finas hileras de botones se sitúan en la parte inferior para ofrecer un salpicadero bastante limpio.

Tiene capacidad para cinco pasajeros y cuenta, al contrario que la versión china, con tres asientos traseros individuales, lo que le aporta un plus de versatilidad. Regulables en longitud en 150 mm, permiten que la capacidad del maletero oscile entre los 580 y los 720 litros de capacidad, catapultándose hasta los 1.630 si se abaten creando una superficie plana.

La comodidad interior viene impulsada además por un sistema de amortiguación con topes hidráulicos con una mayor capacidad de absorción de impactos e irregularidades. A esto hay que sumar una altura libre al suelo de 230 mm y a una capacidad para salir fuera de pista potenciada por los neumáticos M+S de serie y por el Grip Control que permite elegir entre cinco modos de conducción distintos.

Para cuando llegue a los concesionarios, a finales de año, su oferta mecánica estará formada por cuatro opciones, dos gasolina y dos diésel: 1.2 PureTech 130 CV, 1.6 PureTech 180 CV, 1.5 BlueHDI 130 CV y 2.0 BlueHDi 180 CV. Sin embargo, no habrá que esperar más allá de 2019 para que llegue la versión híbrida enchufable, con una autonomía eléctrica de 60 kilómetros y una potencia que rondará los 300 CV.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no