Actualidad

La DGT constata un aumento de conductores sin cinturón de seguridad

Tras la campaña de control, Tráfico controló cerca de 330.000 vehículos e interpuso 3.914 denuncias, la mayoría en carreteras secundarias.

cinturón de seguridad

El uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

El cinturón de seguridad se utiliza este año menos que en 2020. Así lo ha certificado la DGT después de su última campaña de control, realizada entre el 8 y el 14 de marzo pasados, en la que detectó 3.914 infracciones “de conductores o pasajeros que no hacían uso del reglamentario sistema de retención”. La cifra supuso un aumento del 7% respecto a la misma campaña del año anterior.

La ley de tráfico considera infracción grave circular sin el sistema de retención y castiga este hecho con una sanción de 200 euros, más la detracción de tres puntos en el carnet si se trata del conductor.

Cuando entre en vigor el proyecto de ley presentado por el Gobierno, presumiblemente este año, los puntos perdidos en el permiso serán cuatro.

Después de controlar 327.414 vehículos, la DGT constató que ocho de cada diez conductores que circulaban sin cinturón de seguridad manejaban un turismo particular. Y la inmensa mayoría de las denuncias interpuestas se produjo en las vías convencionales (un 77%), aquellas que, a su vez, concentran el mayor número de víctimas mortales por siniestros viales.

En la campaña de Tráfico participaron los agentes de la Guardia Civil, pero también apoyó en la vigilancia la Unidad de Medios Aéreos de la DGT (tanto helicópteros Pegasus como drones teledigiridos), que ya de por sí se ocupa de controlar estas y otras infracciones, como los excesos de velocidad.

Uno de cada tres personas sancionadas (por no utilizar el cinturón de seguridad o llevarlo mal colocado) viajaban como acompañantes: 789 en los asientos delanteros y 524 en las plazas de atrás. La DGT insiste, sin embargo, insiste en que el sistema de retención resulta “imprescindible también en los asientos traseros, ya que en caso de impacto frontal, por ejemplo, la probabilidad de que un ocupante de esos asientos golpee mortalmente a otro pasajero de delante puede ser hasta ocho veces mayor.

Tras un impacto brusco a 80 kilómetros por hora y sin sujeción, apunta Tráfico, la inercia empuja a los pasajeros de atrás con una fuerza equivalente al golpe de una bola de 1.200 kilos a 10 km/h.

Sistema de retención infantil

Los niños con una altura menor o inferior a 135 centímetros deben viajar con un sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso, pero la DGT detectó que 192 menores viajaban sin ninguno, frente a los 132 de 2020, según reseña Tráfico. “Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado los sistemas de retención obligatorios. Además, en caso de accidente, las lesiones se reducen hasta en un 75% con un uso adecuado de los mismos”, recuerda la DGT.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no