Actualidad

El 4×4 deportivo que necesita 1.000 euros para llenar su depósito

El Prodrive Hunter es la versión de calle del todoterreno con el que Sebastián Loeb disputa el Dakar. Todo en este coche resulta desmesurado y cuesta 1,5 millones de euros.

Prodrive Hunter 001

Prodrive Hunter.

El preparador británico Prodrive ha presentado la versión definitiva del Hunter, un modelo desarrollado sobre la base del BRX de competición y con el que el campeón de rallies Sebastian Loeb ya ha disputado dos ediciones del Dakar, encuadrado en el equipo Bahrain Raid Xtrem.  

Se trata de un todoterreno fuera de lo normal, que dispone de un motor Ford 3.5 V6 con más de 600 CV, acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y consigue una velocidad punta de 300 km/h. 

Homologado como vehículo de calle, las suspensiones y la transmisión el Hunter han sido adaptados por los ingenieros de Prodrive a un uso más polivalente que las carreras por el desierto, dispone de mayor recorrido de amortiguación pero tampoco renunciar a todo su potencial mecánico y su capacidad de poder circular por los terrenos más inhóspitos.

Como aclara David Richards, presidente de la compañía, “Hay numerosos hiper coches en el mercado, sin embargo, todos necesitan buenas carreteras o incluso circuitos para mostrar lo que valen. Pero en ciertas partes del mundo, particularmente en Oriente Medio, existen vastas extensiones geográficas donde no hay carreteras asfaltadas ¿por qué no crear un vehículo para explorar estas regiones con un rendimiento mucho mayor que el ofrecido por cualquier vehículo todoterreno convencional?”. 

Un depósito de 480 litros 

Es toda una declaración de intenciones por parte del máximo directivo de Prodrive sobre los objetivos del Hunter y sus potenciales compradores. En ese sentido y para hacer al Hunter más atractivo para estos clientes, la carrocería ha sido diseñada por el famoso estilista británico Ian Callum que, imprimiéndole mayor elegancia, también ha plasmado en su estética la agresividad y aerodinámica del modelo de competición. 

Bajo su espectacular carrocería, el Hunter esconde otro de sus excesos; un gigantesco depósito de gasolina con 480 litros que, para llenarlo, costaría 1.000 euros, teniendo en cuenta el precio actual de la gasolina de 98 octanos, que es la que exige su motor V6.

Un gasto que, sin embargo, no debería quitar el sueño a los futuros poseedores del Hunter, teniendo en cuenta lo que tendrán que desembolsar para adquirirlo: nada menos que 1,5 millones de euros sin impuestos. 

El primer prototipo de este extraordinario 4×4 ya se encuentra rodando en pruebas en Oriente Medio con el objetivo de captar clientes. Se espera que los primeros pedidos de una serie inicial de 25 ejemplares comiencen a entregarse antes de fin de año. 

Sobre la firma

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no