Actualidad

El BMW Serie 8 gana equipamiento e imagen deportiva

La actualización del gran cupé incorpora el paquete M Sport de serie en todos los acabados y amplia su dotación tecnológica y de confort.

BMW Serie 8

El BMW Serie 8 mantiene sus motores intactos.

El BMW Serie 8 estrena una puesta al día que potencia su deportividad estética y completa la dotación de equipamiento con la que cuentan todas las versiones de serie. Los cambios se aplican a las tres carrocerías del modelo (Coupé, Cabrio y Gran Coupé) y estará disponible desde marzo a un precio todavía por anunciar.

Hace falta fijarse para encontrar los cambios visuales que ha aplicado BMW, centrados en un frontal que recibe la tecnología Iconic Glow para la parrilla de doble riñón, ahora retroiluminada. Como parte del 50 aniversario de la división BMW M, están disponibles unos logos especiales y también se suman cuatro nuevos colores para la carrocería.

Una novedad importante es que todas las versiones incluyen de serie el paquete M Sport, que realza el carácter deportivo del modelo con unas llantas de 19 pulgadas y frenos M Sport con pinzas de color azul. En la motorización superior las ruedas son de 20 pulgadas, monta unos frenos de mayor potencia y cuenta con el diferencial M Sport.

En el habitáculo, el BMW Live Cockpit Professional crece de 10,25 a 12,3 pulgadas y son de serie tanto el BMW Head-Up Display como la llave con pantalla BMW Display Key, y también el equipo de audio de alta fidelidad, el climatizador de cuatro zonas y el sistema de carga inalámbrica para dispositivos móviles.

Además, los asientos multifunción con ajuste eléctrico y apoyo lumbar están tapizados en cuero Merino, los umbrales de las puertas cuentan con umbrales galvanizados y el volante M Sport es de cuero.

BMW Serie 8

No hay ningún cambio en la oferta de motores, que sigue formada por tres motorizaciones. El de acceso es el gasolina 840i de 333 CV y 500 Nm, que se ofrece con tracción a las dos o a las cuatro ruedas; por encima está el diésel el 840d xDrive de 340 CV y 700 Nm de par máximo, y por encima el M850i xDrive, que desarrolla 530 CV y 750 Nm.

Por lo que respecta a las ayudas a la conducción, de serie dispone de Driving Assistant con reconocimiento de señales de tráfico, asistentes de aparcamiento y de marcha atrás y cámara de visión trasera, así como alerta de colisión frontal, aviso de cambio de carril y aviso de salida de carril. Opcionalmente se pueden sumar el control de crucero activo, el asistente automático del límite de velocidad y el asistente de guiado de carril.

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no