El coche transparente, la historia de una idea disparatada

La carrocería de los automóviles es uno de sus signos diferenciales, y así fue en 1939 con el Pontiac Deluxe Six Plexiglas, de General Motors.

coches transparentes
El Pontiac Deluxe Six Plexiglas fue el primer automóvil en montar una carrocería trnasparente

Qué mejor manera de diferenciarse que mostrar una carcasa transparente, que deje a la vista la arquitectura del motor y otros elementos que componen esa pequeña obra de ingeniería. Una de las mejores maneras de posicionar el producto sin esconder ni un tornillo. Pero, entonces, ¿por qué no existen los coches transparentes?

Como dijo un maestro de la costura, “siempre es mejor sugerir que mostrar”. Aplicada al mundo de la automoción, esa máxima es una de las responsables de que los coches invisibles no pueblen las carreteras y ciudades del mundo. Pero no la más importante.

El primer coche transparente

Corría el año 1939 cuando la filial de General Motors presentó el Pontiac Deluxe Six Plexiglas. Un automóvil cuya carrocería se fabricó con un material transparente e innovador: el plexiglás. Este plástico acrílico, con poco tiempo de vida en aquel año, fue usado en la creación de la carrocería del Pontiac para demostrar que podía ser moldeado a capricho

Más que mostrar el diseño del automóvil con este ejercicio de estilo, se trataba de loar las virtudes del plexiglás. De hecho, General Motors dejó la fabricación de la carrocería en manos de Rohm & Haas, la empresa química que había desarrollado recientemente el novedoso material.

Se fabricaron exclusivamente dos unidades, por lo que nunca se pensó en llevar este automóvil a la serie. Estos dos modelos recorrieron los Estados Unidos durante algún tiempo por diferentes concesionarios de Pontiac y como reclamo en exposiciones itinerantes. Uno de los vehículos acabó subastándose en 2010 por un valor de más de 300.000 euros.

Un reclamo para los salones del automóvil

En la actualidad, se sigue recurriendo a este tipo de carrocerías, pero exclusivamente para atraer público a algunos expositores de los salones del automóvil. 

Por ejemplo, el proveedor alemán de cajas de cambios y componentes ZF preparó una carrocería transparente durante el Salón de Fráncfort de 2019. Con ella, mostró su novedosa tecnología para la conducción autónoma.

Coche

Pruebas de impacto

Más allá de estos espacios, una carrocería transparente no pasaría las pruebas apropiadas para la homologación y su posterior traslado a las carreteras. Aunque es cierto que reduciría mucho el peso, y con eso las emisiones, los materiales plásticos no están preparados para absorber impactos y tampoco amortiguan como el acero en caso de accidente. 

Además, este tipo de carrocerías, al enseñar todo lo que se transporta y sucede dentro del habitáculo, no son las más idóneas para cierto tipo de conductores y profesiones, aunque la belleza de dejar a la vista la parte motriz y ciclista es innegable.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Porsche K1
James Bond

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no