Actualidad

El Renault Captur estrena traje deportivo

El SUV incorpora el acabado R.S. Line a su gama, que luce una imagen específica y mejora el equipamiento, pero no añade potencia.

Renault Captur R S Line

La deportividad solo es estética.

El Renault Captur es uno de los SUV más populares del segmento B y Renault quiere potenciar su atractivo todavía más sumando a su gama el acabado R.S. Line, de corte deportivo y que, eso sí, no llega acompañado de mejoras mecánicas.

Los elementos estéticos que lo distinguen se pueden apreciar claramente, empezando por el paragolpes específico con entradas de aire de mayor tamaño, siguiendo por las llantas de 18 pulgadas Le Castellet y terminando por detalles como el difusor trasero gris o los logos ‘R.S. Line’.

También el interior del Renault Captur R.S. Line luce un acabado diferenciador gracias a los toques de color rojo repartidos por la tapicería, las salidas de ventilación, los cinturones de seguridad o las puertas; así como por los umbrales de las mismas con el lema ‘Renault Sport’, los pedales de aluminio o el acabado símil de fibra de carbono que hay en ciertas zonas del salpicadero.

Ubicándose en la parte media-alta de la gama del todocamino, su dotación de equipamiento es bastante completa e incluye cristales tintados, cuadro de instrumentos digital de 10 pulgadas, consola central con pantalla táctil de disposición vertical, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, y cargador inalámbrico para smartphones.

Aunque su llegada al mercado español debería producirse a lo largo de los próximos meses, por el momento solo se ha desvelado su precio para Francia, donde está disponible con el motor gasolina de 140 CV y con la variante híbrida enchufable de 160 CV, con unas tarifas, respectivamente, de 28.400 (30.350 si es con la caja de cambios automática) y 37.050 euros.

Renault Captur R.S. Line

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no