Actualidad

El Seat Alhambra, el monovolumen que se actualiza para sobrevivir

El modelo reestructura su gama, incorporando los acabados ‘Excellence’ y ‘FR-Line’ y mejora el equipamiento del resto.

Seat Alhambra

Amplía su gama y el equipamiento de cada uno de sus acabados.

El Seat Alhambra es miembro de una especie en extinción, una que lleva años abocada a la desaparición pero que, con esfuerzo, se mantiene viva. Los monovolúmenes no pasan por su mejor momento, pero los pocos integrantes de su raza que quedan en el mercado están al pie del cañón para reconquistar a los compradores que ponen su mirada en los SUV. El modelo de Seat se pone al día para 2019.

La imagen del Seat Alhambra se mantiene igual, pero lleva a cabo una importante reestructuración de su gama, añadiendo nuevos acabados y sumando equipamiento a los ya conocidos.

La base es el ‘Reference’, que cuenta, entre otros elementos, con aviso de cinturón en todas las plazas, asistente de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones y asistente de cambio involuntario de carril.

Por encima está el ‘Reference Travel Edition’ que suma la conectividad Full Link, 9 airbags, el climatizador trizona y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

La zona media está formada por el ‘Style’, que incluye el asistente automático de cambio de luces, y por el ‘Style Travel Edition’, que añade el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de aparcamiento automático y el detector de ángulo muerto.

La novedad son los ‘Xcellence’ y ‘FR-Line’. El primero cuenta en su dotación con el  sistema Kessy de apertura y arranque sin llave y la suspensión deportiva, a lo que el ‘Xcellence Travel Edition’ añade el control de velocidad de crucero adaptativo ACC y el Control de Chasis Adaptativo DCC. Por su parte, el ‘FR-Line’ saca el lado más deportivo del monovolumen con una parrilla diferenciada, llantas de 18 pulgadas y asientos específicos tapizados en Alcántara.

Los motores del Seat Alhambra

1.4 TSI de 150 CV y 250 Nm, que puede asociarse a una caja de cambios manual o a una automática DSG, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos, 200 km/h de punta, consumo medio de 6,5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 150 g/km

2.0 TDI de 150 CV y 340 Nm de par máximo, con cambio manual o DSG, que pasa de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos, alcanza los 200 km/h, gasta 5,2 l/100 km y emite 135 g/km.

La gama motriz del Seat Alhambra se ampliará dentro de  poco con el motor 2.0 TDI de 177 CV, que se combina con la caja DSG, con seis marcha en las versiones de tracción delantera y siete en las de tracción integral.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no