Actualidad

Los coches diésel no tienen sitio en los programas electorales para el 10-N

Las propuestas de los partidos apenas tienen en cuenta la industria del motor o la seguridad vial y, con la excepción del PP, solo apuestan por el vehículo eléctrico.

coches diesel

La crisis del diésel en Europa parece irreversible.

Las referencias políticas al mundo del motor son mucho más escuetas que en los anteriores comicios. Al menos en las versiones publicadas en las webs oficiales, los programas de los seis partidos principales que concurren a las elecciones generales del 10 de noviembre apenas mencionan asuntos relacionados con el automóvil, la seguridad vial o la industria automotriz. Este es el resumen de las propuestas de PSOE, Partido Popular, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox (en orden de escaños conseguidos en abril) y Más País.

PSOE

Que en 2040 los coches no emitan CO2. El objetivo principal del partido más votado en abril es la descarbonización del parque automovilístico español, y, de hecho, esta es la única ocasión en la que se mencionan los vehículos privados. No existen referencias, por ejemplo, a la seguridad vial. El PSOE apoya un acuerdo con el sector de la automoción para facilitar en España el rápido avance de las tecnologías de baterías y el vehículo eléctrico”.

Asimismo, el programa indica que “se adoptarán las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y los vehículos comerciales ligeros nuevos […] reduzcan paulatinamente sus emisiones”, de modo que “no más tarde de 2040” sean vehículos con cero emisiones. “A tal efecto, se trabajará con el sector y se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos, incluyendo incentivos a la I+D+i”, añade el texto.

Partido Popular

No son tampoco muy extensas las propuestas populares, que se centran en la libertad de los coches de gasóleo y en el apoyo a las infraestructuras de recarga.  “Impulsaremos una fiscalidad que promueva la renovación del parque móvil. Eliminaremos las restricciones indiscriminadas a los vehículos diésel”, promete el PP.

También sostiene el partido de Pablo Casado que aprobará “una normativa que incentive el despliegue de una red de puntos de recarga de electricidad y gas”. Como detalle llamativo, el programa menciona un marco regulatorio para el vehículo autónomo.

Ciudadanos

El partido naranja hace mayor hincapié que ningún otro en el reto de reducir los accidentes de tráfico. En tres propuestas concretas, Ciudadanos propone invertir en la conservación de la red de carreteras y, por otro lado, sustituir “los guardarraíles asesinos por nuevos modelos con sistema de protección para motoristas […] que no supongan una trampa mortal y que sirvan para disminuir los daños en caso de accidente”. Además, el programa promete revisar la señalización para proteger a los ciclistas.

Respecto a la movilidad del futuro, la meta es también “luchar contra la contaminación del aire”. “Incentivaremos la renovación del parque automovilístico por modelos menos contaminantes, e impulsaremos la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos”, dice el texto.

Unidas Podemos

El programa morado es el que más se extiende al hablar de los vehículos cero emisiones con un horizonte bien marcado: “Aumento de hasta el 25 % de coches eléctricos o que funcionen con otras tecnologías alternativas a los combustibles fósiles en los turismos vendidos en España en 2025 y hasta el 70 % en 2030, para aproximarnos al objetivo del 100 % en 2040”. En el partido de Pablo Iglesias consideran “estratégica” la industria automotriz española, por lo que plantean la colaboración “con los fabricantes para que puedan adaptar sus cadenas de montaje en España a la producción de coches eléctricos”.

motor diesel

Unidas Podemos destaca la importancia de la industria del motor en España. / VW

Entre otras ideas, Unidas Podemos sugiere “crear una red inteligente de infraestructuras de recarga” e “implementar ayudas a la compra de vehículos eléctricos». En este sentido, el programa menciona planes plurianuales que “cubrirán como mínimo entre el 15 % y el 20 % del precio de adquisición” y también una reforma fiscal “que tenga en cuenta factores como la renta del comprador”.

Y también se pretende “atajar la contaminación del aire” extendiendo “el modelo de éxito de Madrid Central a otras ciudades con problemas de contaminación”.

Vox

Entre las 100 medidas urgentes para España que plantea Vox no hay mención alguna a la industria del automóvil ni a la seguridad vial. Lo único que se aproxima es la medida número 38: “Desarrollar un Plan de la Energía con el objetivo de conseguir la autosuficiencia energética de España sobre las bases de una energía barata, sostenible, eficiente y limpia”.

Más País

Íñigo Errejón y su partido promueven igualmente el apoyo directo de un futuro Gobierno a la movilidad eléctrica. Entre sus prioridades aparece la creación de “un plan nacional de inversiones desde ICO” con las que “impulsar el vehículo eléctrico, el desarrollo de baterías y su posterior reciclado en el marco de la economía circular”, dice el programa, en el que se mencionan igualmente las “tecnologías del hidrógeno”.

La postura del partido respecto a la la movilidad urbana queda patente en otro párrafo del programa: “Europa ya ha marcado el camino a seguir mediante Directivas comunitarias para reducir la contaminación en las ciudades con la reducción del uso del vehículo de combustión”. En ese mismo sentido, Más País desarrollará “planes de ayuda para la electrificación de las flotas municipales y la descarbonización de las flotas de autónomos y PYMES”. Respecto al tráfico, Más País dará continuidad “a los planes Estratégicos de Seguridad Vial con el objetivo de reducir el número y la gravedad de los accidentes”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no