Actualidad

Este BMW X5 blindado es una caja fuerte sobre ruedas

Este SUV tan especial cuenta con protección VR6, lo que le permite resistir impactos de fusil de asalto, explosiones de granadas y cargas de TNT.

BMW X5 VR6

Además, cuenta con suspensión específica, neumáticos tipo runflat, etc.

Es cada vez más frecuente que fabricantes de automóviles premium pongan a disposición de sus clientes versiones blindadas de sus vehículos, pensadas para aquellos clientes que necesitan protección ante ataques violentos o situaciones como secuestros. BMW amplía su flota con el X5 VR6, que toma la base del polivalente SUV para convertirlo en una especie de caja fuerte sobre ruedas.

A primera vista nada lo distingue de una variante normal del modelo, pero cuenta con infinidad de cambios. Toda su estructura, las zonas acristaladas e incluso los potenciales puntos débiles (unión entre piezas o transiciones de metal a cristal) han sido reforzados para conseguir el nivel de protección VR6, de acuerdo con los criterios de prueba VPAM internacionales.

El compartimento para los pasajeros del BMW X5 VR6 está blindado. Los componentes de acero de alta resistencia se amoldan a la forma de la carrocería y la parte inferior de esta cuenta con un protector de aluminio contra esquirlas. Además, en zonas como las puertas se superponen capas de blindaje y la división del maletero también está protegida.

Por otra parte, el vidrio de seguridad multicapa tiene un grosor de 33 milímetros, aparte de que cuenta con una capa interna de policarbonato que evita que salten esquirlas. Si se produce un ataque, el depósito de combustible autosellado se cierra para que no se derrame líquido inflamable.

Gracias a todo esto, el BMW X5 VR6 es capaz de resistir disparos directos de fusiles de asalto que utilicen munición de calibre 7.62×39 FeC o 7.62×39 SC, como las que utiliza el AK-47, y cargas de TNT de hasta 15 kilos situadas hasta a cuatro metros. Y los bajos blindados ofrecen protección contra granadas de tipo DM51, pero con el refuerzo opcional de fibra puede aguantar incluso contra las de tipo HG85.

Además de soportar un ataque, igual de importante en un vehículo de estas características es huir de él. A este fin ayudan elementos como los neumáticos runflat, que permiten seguir conduciendo incluso tras haber perdido todo el aire.

El BMW X5 VR6 dispone de una configuración específica de la suspensión para ajustarse al peso añadido por el blindaje, así como un sistema de estabilización activa, dirección activa integral y un potente motor 4.4 V8 biturbo de 530 CV y 750 Nm, con el que acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y llega hasta los 210 km/h.

La dotación del todocamino cuenta con otras soluciones que buscan garantizar la seguridad de los pasajeros, como una apertura máxima de las ventanillas  de diez centímetros, el intercomunicador o la alarma de ataque.

BMW X5 VR6

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no