Actualidad

Por qué los conductores podrían reclamar un descuento en su seguro

Facua-Consumidores en Acción considera que los automovilistas tienen derecho a una bonificación porque el riesgo de accidente es menor.

Seguro coche coronavirus

Las vías de acceso a Málaga, vacías durante el confinamiento. / Getty Images

A menor riesgo de accidente, menor prima en el seguro del coche. Esta regla la aplican como norma general todas las aseguradoras del mercado y a ella quiere acogerse Facua-Consumidores en Acción en su última campaña. Con el lema #QuieroMiDinero, la organización ha puesto en marcha una plataforma para reclamar una bonificación general para los conductores a causa de la crisis del coronavirus. En opinión Facua, las medidas de confinamiento y la limitación de la circulación han reducido el riesgo de accidente, por lo que la asociación exige “la devolución de una parte del importe de los seguros de vehículos”.

La asociación utiliza como argumento la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, que menciona las posibles bonificaciones a las que tienen derecho los automovilistas por un cambio en las particularidades que afectan al acuerdo con la compañía.

El artículo 13 señala que “el tomador del seguro o el asegurado podrán, durante el curso del contrato, poner en conocimiento del asegurador todas las circunstancias que disminuyan el riesgo” y que de haberse conocido antes de la firma del contrato este habría concluido en condiciones más favorables.

El artículo de la ley del seguro que menciona Facua establece que al finalizar el período en curso cubierto por la prima, deberá reducirse el importe de la prima futura en la proporción correspondiente”. De lo contrario, el tomador tiene derecho “a la resolución del contrato y a la devolución de la diferencia entre la prima satisfecha y la que le hubiera correspondido pagar, desde el momento de la puesta en conocimiento de la disminución del riesgo.

La Asociación Empresarial del Seguro, Unespa, considera por el contrario que el riesgo de accidente se mantiene intacto. “Puede que los vehículos se usen menos, pero se están empleando en la mayor parte de los desplazamientos realizados por la gente durante el confinamiento: ir al trabajo (quien deba hacerlo), acudir al supermercado, atender a algún familiar de edad avanzada, ir a la farmacia…”, asegura la patronal de las aseguradoras.

Las mismas fuentes –que recuerdan que el seguro a terceros es obligatorio aunque el vehículo esté parado– hacen hincapié, por otra parte, en que la duración de la póliza “suele tener carácter anual. Por lo tanto, las primas que cobran las aseguradoras están ajustadas técnicamente a esa duración. En otras palabras, esa prima es la que debe hacer frente a los siniestros que puedan ocurrir durante cualquiera de los 12 meses de duración del seguro. Y Unespa espera un repunte de la siniestralidad en cuanto España regrese, más o menos, a la vida cotidiana.

“La reactivación de la actividad cotidiana hace previsible que algunos percances aumenten en los próximos meses. Por ejemplo, habrá más atascos y más golpes de chapa porque la gente preferirá ir a trabajar en su coche para evitar las aglomeraciones propias del transporte público”, advierten las mismas fuentes de Unespa.

El sector del seguro también está notando las consecuencias de la crisis del coronavirus. En el caso concreto del negocio de automóviles, la paralización de ventas de coches se ha traducido en un parón en la comercialización de seguros. Según datos de Unespa, “el negocio de automóviles ha anotado un descenso de sus ingresos del 0,39% en el primer trimestre del año [el confinamiento empezó el 15 de marzo], hasta los 2.967 millones. A cierre de 2019, en comparación, crecía a una tasa del 1,52%. La patronal calcula que el impacto en la facturación se percibirá con más claridad en el segundo trimestre.

Petición al Gobierno

A la plataforma de reclamación se han sumado algo más de 4.500 conductores, a quienes FACUA-Consumidores en Acción ofrece asesoramiento para reclamar la bonificación a las aseguradoras o para tomar otras medidas en caso de que [las compañías de seguros] se nieguen a reembolsarles cantidades u ofrecerles los debidos descuentos en la próxima cuota anual”.

Como parte de su campaña, Facua ha solicitado por escrito al Gobierno (en particular al vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, y a los ministros de Economía, Nadia Calviño, y Consumo, Alberto Garzón) la aprobación de una norma que regule expresamente la obligación de las aseguradoras de vehículos de comunicar a sus clientes su derecho a obtener una reducción del precio de la prima. Además, la asociación reclama que los usuarios puedan decidir la opción que prefieran: aplicar el descuento en la prima siguiente o la devolución de una parte proporcional de la ya pagada.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no