Actualidad

El Fiat 500 resucita como un referente eléctrico urbano

El modelo italiano conserva su estilo icónico, pero es un poco más grande y en ciudad puede alcanzar una autonomía de hasta 460 kilómetros.

Fiat 500 eléctrico

El nuevo 500 mantiene la imagen icónica de toda la vida.

Desde su primer lanzamiento, en 1957, el Fiat 500 marcó la historia del automóvil y, a lo largo de sus evoluciones, se ha mantenido fiel a sus planteamientos pero evolucionando en cuanto a la tecnología. Y después de agotar las posibilidades de los motores de gasolina y pasar por la transición de la hibridación ligera, llega su generación totalmente electrificada.

Estará disponible a principios de diciembre con un precio a partir de 24.900 euros (18.200 aplicando el Plan Moves II) y se puede elegir entre tres tipos de carrocerías y dos mecánicas de potencia y capacidad de batería diferentes.

Además, mediante los planes de financiación y tras el pago de una entrada en torno a los 5.000 euros dependiendo de la versión, el coche urbano de Fiat podrá adquirirse mediante cuotas mensuales de entre 109 y 199 euros.

El coche es de nuevo desarrollo, con el 96% de sus piezas diferentes a las de su antecesor, y aunque el  diseño se inspira en la estética del primer modelo, crece en dimensiones. En concreto gana seis centímetros más de largo (3,63 metros) y otros tantos a lo ancho (1,68 metros), aumentando también su distancia entre ejes (2,32 metros). Todo lo anterior sirve para mejorar en general la habitabilidad. Y en su parte posterior, el Fiat 500 no ha olvidado el aspecto práctico con un pequeño maletero de 185 litros; la batería no ha robado espacio, ya que va alojada bajo el piso del habitáculo.

Tres carrocerías diferentes

En cuanto a los tipos de carrocería, el Fiat 500 puede ser una Berlina cerrada de tres puertas (desde 24.900 euros), modelo descapotable (Cabrio, desde 31.400) y una tercera denominada 3+1 (30.400). Esta tiene una cuarta puerta en el lateral derecho, que se abre hacia atrás para mejorar el acceso a las plazas traseras, y que llegará a los concesionarios a partir del segundo trimestre de 2021.

También se puede elegir entre dos alternativas mecánicas distintas. La más asequible tiene una batería de 23,8 kW (95 CV) y una autonomía de 180 kilómetros (todavía pendiente de certificación). Acelera hasta 100 km/h en 9,5 segundos y tiene la velocidad limitada en 135 km/h. La segunda opción (desde 28.400 euros sin descuentos) es más potente, con batería de 42 kWh y un motor de 118 CV, y en su caso declara un rango oficial de 320 kilómetros en ciclo combinado (WLTP), mejora su aceleración hasta los nueve segundos y alcanza 150 km/h.

Para cargar sus baterías, el Fiat 500 ofrece hasta cuatro posibilidades. La primera y más sencilla permite recuperar toda la carga en un enchufe normal doméstico (2,3 kW) en un periodo de entre ocho y nueve horas. Pero si se dispone de un cargador trifásico de pared (7,4 kW), el tiempo se reduce a cuatro horas; si es uno público de carga rápida (11 kW) baja a dos horas y media. Finalmente, el Fiat 500 con batería de 42 kWh acepta también cargas superrápidas (85 kW) que reducen el tiempo que tiene que estar enchufado a unos treinta minutos.

Primera prueba dinámica

Lo primero que se constata en el interior del nuevo Fiat 500 es que la posición al volante ha mejorado notablemente, y la sensación general es de mayor amplitud en el habitáculo. El conductor va sentado más bajo (11 milímetros), dispone de mayor anchura a nivel de los codos (42 milímetros) y gana algo de espacio en el techo (10 milímetros).

Ya en marcha, Fiat el 500 revela una maniobrabilidad muy buena. El calibrado de la dirección, el bajo centro de gravedad y un reparto de pesos muy equilibrado (52% en el eje delantero y 48% en el trasero) dotan al coche de una agilidad perfecta para moverse por la ciudad y entre un tráfico denso.

Como en todos los eléctricos, el peso del coche (1.290 kilos) es más elevado en comparación con uno convencional, pero no se nota. El Fiat 500 se mueve con eficacia total por el escenario para el que ha sido concebido. Su aceleración es fulgurante entre semáforos y tarda solo 3,1 segundos en alcanzar los 50 km/h, la velocidad máxima establecida en las vías urbanas.

Un silencio mecánico absoluto y unas suspensiones especialmente cómodas y de filtrado eficaz sobre los baches o los badenes son otros de los argumentos que ponen en valor el dinamismo del nuevo coche italiano.

Tres modos de conducción

Un recorrido de pruebas por los barrios más céntricos de Madrid, incluyendo calles restringidas a las que el Fiat 500 puede acceder por su etiqueta Cero, puso también de relieve la eficiencia de la mecánica eléctrica de 42 kWh. En unos 45 minutos de tráfico denso y retenciones, la pila apenas bajó de su capacidad máxima y conservaba a la llegada el 80% de su capacidad. El sorprendente rango urbano de 460 kilómetros es en este caso un dato realista que cubre la mayoría de las expectativas de los automovilistas urbanos. Según datos de Fiat, no suelen recorrer más de 50 kilómetros diarios.

La versión 3+1 del Fiat 500.

Tanta autonomía es posible porque el Fiat 500 ofrece tres modos diferentes de conducción (Normal, Range y Sherpa), que se seleccionan con un pequeño mando en la consola. En el segundo, la regeneración de energía en las retenciones es máxima y el coche llega a detenerse por completo si se suelta el acelerador. Este sistema no solo posibilita alargar al máximo la autonomía, sino que también aporta la comodidad de conducir usando solo el pie derecho.

Para situaciones de emergencia en las que se necesite apurar al máximo la energía disponible, el Fiat 500 eléctrico tiene el programa especial Sherpa, que apaga la climatización y la calefacción de los asientos y limita la potencia del motor para aprovechar al máximo la carga disponible.

Otro aspecto que sorprende en el Fiat 500 es su avanzada tecnología, no siempre presente en los vehículos más pequeños. Destacan detalles como sus puertas, que se abren mediante pulsadores eléctricos. Y también sus avanzados sistemas de ayuda a la conducción, que detectan el sueño del conductor, frenan automáticamente ante un obstáculo en la vía o mantienen el coche en el carril actuando sobre el volante. De hecho, el Fiat 500 es el primer modelo de su categoría en alcanzar el Nivel 2 en la escala de conducción autónoma.

Precios del Fiat 500

Berlina

  • Action 95 CV: 24.900 euros
  • Passion 118 CV: 28.400 euros
  • Icon 118 CV: 29.900 euros
  • laPrima 118 CV: 34.900 euros

3+1

  • Passion 118 CV: 30.400 euros
  • Icon 118 CV: 31.900 euros
  • laPrima 118 CV: 36.900 euros

Cabrio

  • Passion 118 CV: 31.400 euros
  • Icon 118 CV: 32.900 euros
  • laPrima: 37.900 euros
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no