Actualidad

La llanta grande, ande o no ande

Dentro del mundillo del tuning tiene cabida prácticamente todo, y una de las modas más llamativas es poner llantas gigantes a los coches.

La llanta grande, ande o no ande

Cualquier aficionado al tuning y las preparaciones, ya sean más chabacanas o más finas, sabe que un elemento principal y casi indispensable a la hora de modificar un coche son las llantas. El calzado del vehículo es elemental y, como pasa en una persona (que no es lo mismo ir en chanclas que en zapatos), cambian muchísimo la apariencia del mismo.

Por eso es una parte en la que se pone mucho empeño. Hay numerosas empresas y marcas muy reconocidas que se dedican en exclusiva a diseñar y fabricar llantas, cada una con un estilo propio que puede gustar o no gustar. No hay nada escrito y todo está permitido… incluso pasarse (bastante, además) de tamaño.

En los últimos años hemos visto como los propios fabricantes colocan llantas más grandes a sus coches. Es normal encontrar pequeños compactos montar unas 16 o 17 pulgadas, y en SUV y todocaminos las de 20 o 21 son algo habitual.

Pero Forgiato quiere salirse de lo común, y por eso ha creado sus Autonomo-L: una salvajada de 32 pulgadas que han calzado a un Infiniti FX que pasaba por ahí. Miradlo y volverlo a mirar, son ridículamente grandes. No quremos ni pensar lo que valen, lo que tiene que costar (tanto encontrar como pagar) unos neumáticos de esas dimensiones ni lo poco prácticas que tienen que ser para el día. Pero, eh, en las preparaciones todo está permitido, ¿no?

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no