Actualidad

Las novedades del Audi RS4 Avant, el familiar de 450 CV

La puesta al día estética le acerca al RS6 Avant, pero mantiene intacta su deportividad, con una conducción ágil y un 0-100 km/h en 4,1 segundos.

Audi RS4 Avant

Los cambios estéticos son sutiles.

Si hay una marca que ha demostrado que un coche familiar puede ser deportivo, esa es Audi. El lanzamiento de versiones RS de sus Avant con carrocería tipo ranchera ha sido una constante, y de cara a 2020 le toca recibir una puesta al día al pequeño de la gama, el Audi RS4 Avant.

El modelo se mira en el espejo de su hermano mayor, el RS6 Avant, en lo que a imagen se refiere. Su actualización estética pasa principalmente por una nueva parrilla algo más grande y en la que el logo ‘quattro’ pasa a ser negro; los faros son de luces led (opcionalmente Matrix) y aumentan de tamaño, los pasos de rueda son 30 milímetros más anchos, las llantas son forjadas y miden 20 pulgadas de diámetro y en la zaga también se han renovado los grupos ópticos, mientras que el difusor pasa a estar acabado en negro brillante.

En el habitáculo los tonos oscuros son los protagonistas, combinados con el rojo presente en las costuras de contraste y con una luz ambiental que varía hasta en 30 colores. El Alcantara está muy presente en el Audi RS4 Avant, que tiene los pedales de aluminio y el volante achatado en su parte interior. Además, cuenta con el Audi Virtual Cockpit y el sistema de infoentretenimiento emplea una consola central táctil de 10,1 pulgadas.

Su motor es el que ya se conocía, un bloque 2.9 V6 TFSI biturbo de 450 CV de potencia y 600 Nm de par máximo. Está asociado a una caja de cambios Tiptronic de ocho marchas y al sistema de tracción integral que, en modo normal, reparte la fuerza en un 60:40 ente ambos ejes. En función de la situación puede mandar hasta el 70% al delantero o hasta el 85% al trasero.

Audi RS4 Avant

El Audi RS4 Avant monta frenos con discos de 375 milímetros en las ruedas delanteras y de 330 milímetros en las traseras, siempre mordidas por pinzas de seis pistones. Opcionalmente se puede elegir un sistema carbocerámico con discos de 400 milímetros para el eje delantero. De serie utiliza la suspensión deportiva RS, que rebaja la altura en 7 milímetros, pero también se puede optar por la Sport Plus con Dynamic Ride Control, que contrarresta los movimientos de balanceo del vehículo. La dirección electromecánica se puede reemplazar por una dinámica que varía su relación dependiendo de la velocidad a la que se circule.

Los pedidos del Audi RS4 Avanta se abren este mismo mes de octubre por un precio de 99.950 euros, y las primeras entregas tendrán lugar a finales de diciembre.

Audi RS4 Avant

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no