Actualidad

Los 500 kilómetros de autonomía a gas del Skoda Octavia G-TEC

La berlina tiene un consumo de GNC de 3,6 litros a los 100 kilómetros, y su depósito de gasolina le confiere otros 190 kilómetros de alcance.

Skoda Octavia G-TEC

Es un combustible más barato y eficiente.

La gama del Skoda Octavia se completa con la nueva variante G-TEC, cuyo sistema de propulsión de gasolina está preparado para funcionar también con gas natural comprimido (GNC). Con este combustible –que tiene un precio más barato–, el motor homologa un consumo inferior y emite hasta un 25% menos de CO2 que cuando funciona con gasolina.

Su base mecánica es la misma que la de la variante que equipa el motor 1.5 TSI de 130 CV, pero el Skoda Octavia G-TEC incorpora un depósito de 17,33 kilos para el gas, al que se suma otro para la gasolina con nueve litros de capacidad.

Esto hace que se vea afectada la capacidad del maletero, cubicando 455 litros en el caso de la berlina y 495 litros en el de la carrocería Combi. Esto supone una importante reducción respecto a las versiones convencionales, que ofrecen 600 y 640 litros, respectivamente.

Es, eso sí, el único cambio reseñable en el interior, al que se suman una configuración específica del Virtual Cockpit y, por fuera, la insignia ‘G-TEC’, como únicos rasgos diferenciadores a simple vista de esta variante.

Empleando el gas natural, el Skoda Octavia G-TEC homologa un consumo de entre 3,4 y 3,6 litros, lo que le permite ofrecer una autonomía de 500 kilómetros según el ciclo WLTP. Y el modelo suma otros 190 kilómetros de alcance cuando utiliza la gasolina, en cuyo caso el consumo homologado es de 4,6 litros.

La transición entre un combustible y otro se produce de manera automática en algunas circunstancias: cuando los tanques de gas están tan vacíos que su presión es inferior a 11 bares, cuando la temperatura exterior es inferior a 10 grados bajo cero y, también, cuando se arranca el motor tras haber llenado por completo el depósito de GNC.

Según la marca, el gas natural comprimido tiene una combustión más limpia que la gasolina, produce unas emisiones de CO2 un 25% menores, no genera partículas de hollín y reduce de manera significativa las partículas de óxido de nitrógeno.

Skoda Octavia G-TEC

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no