Actualidad

Las nuevas soluciones limpias de Skoda: de la electricidad al GNC

La marca checa ofrece versiones híbridas enchufables (Superb iV), eléctricas (Citigo e iV) y de gas (Scala y Kamiq). También prepara el Enyaq, un SUV a pilas.

Skoda

De izquierda a derecha, las nuevas versiones de Skoda: Citigo, Kamiq, Scala y Superb.

En su hoja de ruta hacia la electrificación, Skoda ya se encuentra a medio camino. Durante el primer trimestre de 2020 va a lanzar una completa gama de modelos de bajas o nulas emisiones, que abarca todos los segmentos.

Híbrido enchufable, eléctrico puro o motores que pueden funcionar con gas natural (GNC). Las tres soluciones ya están disponibles en el catálogo del fabricante checo, que las ofrece como alternativa a las versiones convencionales para cualquier necesidad, ya sea urbana, polivalente o viajera.

Híbrido enchufable

El Skoda Superb iV (desde 39.250 euros) es el primer Skoda que adopta la tecnología híbrida enchufable. Dispone de un motor de gasolina 1.4 TSI y otro eléctrico que alcanzan 218 CV de potencia combinada.

Con tres modos de conducción seleccionables (Eléctrico, Híbrido y Sport) puede recorrer hasta 57 kilómetros usando solamente la energía acumulada en la batería (etiqueta Cero de la DGT), y alargar así la autonomía del depósito de gasolina hasta los 930 kilómetros.

Acelera de 0 a 100 km/h en cinco segundos y, partiendo con la batería a plena carga, durante los primeros 100 kilómetros registra un consumo homologado de gasolina de 1,4 litros (33 g/km de CO2).

Skoda Superb iV

Skoda Superb iV.

Eléctrico

El primer coche eléctrico puro de la marca es el Citigo e iV. Concebido especialmente para la ciudad, el Citigo (desde 22.370 euros) mide 3,6 metros y, en su versión eléctrica, tiene un motor de 82 CV que se alimenta de una batería de iones de litio con una capacidad de 36,8 kWh, capaz para homologar un rango de uso de hasta 253 kilómetros (WLTP).

Con etiqueta Cero de la DGT y tres modos de conducción (Normal, Eco y Eco+), es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 130 km/h. Y la batería tarda una hora en recargarse al 80 % con un cargador rápido (40 kW), cuatro horas y ocho minutos si se usa un poste del tipo Wallbox (7,2 kW) o 12 horas y 37 minutos en recuperar su carga completa en un enchufe doméstico (2,3 kW).

Skoda Citigo e iV

Skoda Citigo e iV.

GNC

Las propuestas de Skoda con etiqueta ECO de la DGT recurren al gas natural comprimido (GNC) como energía alternativa. Y son el SUV medio Kamiq G-Tec y el compacto Scala G-Tec. Ambos recurren a un pequeño motor de gasolina 1.0 TDI de tres cilindros que ha sido adaptado para poder funcionar indistintamente con gasolina o con gas GNC, disponible ya en muchas gasolineras.

Para ello cuentan con tres depósitos de gas y uno de gasolina (nueve litros) que actúa como reserva para cuando se agota el gas, lo que ocurre después de haber recorrido un máximo de 410 kilómetros. El paso de uno a otro combustible se realiza de forma automática y la gasolina alarga la autonomía en otros 220 kilómetros, sumando un total de 630 kilómetros (WLTP). Las ventajas del gas natural son generar menos emisiones contaminantes que los combustibles convencionales y ser más barato, hasta un 55 % que la gasolina y 20 % por debajo del gasóleo.

Skoda Kamiq

Skoda Kamiq.

Los que llegarán

Además, durante la segunda mitad del año, se sumará a la gama ECO la berlina media Octavia, con mecánicas híbrida enchufable (iV) y de gas (G-Tec). También estrenará otra solución que va en la misma dirección para bajar consumos y emisiones, esta vez del tipo micro híbrido, llamada e-Tec.

Y más adelante, a final de año, llegará el nuevo modelo SUV 100% eléctrico, el Enyaq iV. Una solución que también incorporará un nuevo SUV cupé, aún por develar, que anuncia su comercialización para principios de 2021.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no