Actualidad

Mercedes GLC Coupe 2019: mucha tecnología y motores microhíbridos

La actualización del SUV hace especial hincapié en el equipamiento y en renovar la gama de motores, ahora más eficientes.

Mercedes GLC Coupe

Los cambios más importantes del GLC no se ven a simple vista.

El Mercedes GLC Coupe 2019 no es un modelo nuevo, sino la puesta al día del conocido SUV. En el Salón del Automóvil de Nueva York 2019, Mercedes mostrará las mejoras realizadas para mantener su atractivo para el público.

Es algo difícil encontrar diferencias en el plano estético porque, aunque las hay, no son de gran calado. Los faros delanteros cambian su forma y estrenan luces diurnas, también se modifican los pilotos traseros, la parrilla delantera evoluciona, el sistema de escape ahora es doble y aumenta el cromado en todo el conjunto, sobre todo en el difusor trasero.

Es en el habitáculo donde empiezan a notarse los cambios. Así, el volante es nuevo y tiene un mayor número de controles, y el mando giratorio de la columna central se ha reemplazado por una superficie táctil. Lo más relevante, sin embargo, es la incorporación del sistema de infoentretenimiento MBUX. Este combina un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas con una pantalla de 7 en la consola central, que en los niveles de acabado superiores puede ser de hasta 10,25.

Siguiendo con la tecnología, se amplía el número de asistentes disponibles. Entre ellos destacan la cámara de visión de 360 grados, el asistente de maniobra con remolque, la alerta por salida del vehículo o el asistente de carril de emergencia.

Mercedes GLC Coupe 2019

Por último, la gama de motores recibe importantes novedades. Estará formada por cinco opciones, dos gasolina y tres diésel. El de acceso es el GLC 200d 4Matic, con 163 CV y 360 Nm de par, que homologa un consumo de entre 5,2 y 5,5 l/100 km. Le sigue el GLC 220d 4Matic, con 194 CV y 400 Nm, con el mismo consumo. El primer gasolina es el GLC 200 4Matic, con 197 CV y 320 Nm, además de con tecnología microhíbrida en la que un bloque eléctrico de 10 kW le ayuda a homologar entre 7,1 y 7,4 l/100 km.

El diésel más potente es el GLC 300d 4Matic, que entrega 245 CV y 500 Nm, con un consumo de 5,8 l/100 km. El tope de gama, al menos por el momento, es el GLC 300 4Matic, con 258 CV y 370 Nm, también ayudado por el sistema microhíbridao y homologando entre 7,1 y 7,4 l/100 km.

Mercedes GLC Coupe 2019

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no