Actualidad

Una Semana Santa sin Operación Salida, pero con mucho riesgo

Este año abundarán los viajes cortos por carreteras secundarias, que son los desplazamientos que más fallecidos concentran en vías interurbanas.

peores carreteras españa

El mal estado de las carreteras secundarias es responsable de muchos accidentes.

Habrá menos movilidad en Semana Santa y no existirá una Operación Salida al uso, pero el riesgo de siniestralidad vial permanece. Y puede que, de algún modo, se concentre más de lo habitual. Así lo cree el Real Automóvil Club de España (RACE), que recuerda que los desplazamientos cortos y los viajes por vías secundarias incrementan, y mucho, el riesgo de accidente.

En España existen 165.686 kilómetros de vías interurbanas, el 90% de los cuales son de una única calzada, y otros datos sobre las carreteras secundarias hacen ver que los movimientos de los próximos días (viajes de no demasiados kilómetros dentro de las comunidades) obligan a redoblar la prudencia.

Un estudio de la Fundación Línea Directa publicado a mediados de 2020 cifra el peligro: las carreteras convencionales multiplican por 1,5 el riesgo de muerte en comparación con las autopistas o autovías. “Los accidentes [en ellas] son de una violencia extrema”, sentencia el informe.

Es más: las vías secundarias acumulan el 76% de los fallecidos en siniestros viales, muy por delante de las autovías (18%) y las autopistas (6%). El RACE aporta más cifras llamativas: el 69% de los fallecidos en vías interurbanas se producen en una colisión frontal con invasión del sentido contrario, y las principales víctimas son los ocupantes de los turismos implicados en ellos. Como causas principales, el consumo de alcohol y drogas (42%) y las distracciones (36%).

Otro estudio del RACE señala la relevancia de los siniestros que se producen en municipios pequeños y sus inmediaciones. Estas poblaciones acumulan el 31% del censo en España, pero una persona tiene en ellas entre dos y cinco veces más posibilidades de ser víctima de un accidente de tráfico que en las mayores de 20.000 habitantes.

El cinturón de seguridad

Como medida específica para estos días, la DGT ha puesto en marcha una nueva campaña que recupera y adapta un anuncio de 1973 que apremiaba al uso del cinturón de seguridad. En España se hizo obligatorio en vías interurbanas en 1974 (en las plazas delanteras), y unos años después, en 1992, en cualquier circunstancia desde 1992, también en las plazas traseras.

Sin embargo, en 2020 y en carretera (con datos tomados a 24 horas), el porcentaje de fallecidos que circulaban sin él creció hasta al 26%, frente al 22% de 2019. Y la tendencia se mantiene en 2021: en su última campaña de vigilancia, realizada a mediados de marzo, la DGT constató un incremento del 7% en el número de conductores y pasajeros que no lo llevaban puesto, en comparación con los datos registrados el año pasado.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no