Actualidad

Si no eres AMG, al menos lo puedes parecer

El Clase A, pequeñín de la familia alemana, estrena kit de carrocería AMG para aquellos que quieren un look llamativo sin gastar mucho en gasolina.

AMG

Admitámoslo: conducir un Mercedes con las siglas AMG en la zaga cuesta dinero, quizá más que el que uno se pueda permitir. Pero eso no es impedimento para que las consigas lucir, aunque sea de manera descafeinada.

Para aquellos que desean que su coche exhiba las atractivas líneas de diseño del departamento deportivo de la marca, pero a la vez no quieran (o puedan) tener un motor ‘gordo’ debajo del capó al que dar de beber, Mercedes lleva tiempo ofreciendo sus kits de carrocería AMG. El último en recibirla ha sido el Clase A.

Lo mejor es que no hace falta comprarlo entero, se pueden adquirir las piezas sueltas (aunque no hace falta decir que sería ligeramente cutre). Así, en Alemania, el paragolpes delantero y el trasero cuestan 450 euros cada uno, los vinilos de la carrocería 220 y por los faldones laterales hay que pagar 790.

Según el fabricante son muy fáciles de montar pero, y aquí vienen las malas noticias si os habíais hecho ilusiones, el kit AMG no está disponible para todos los Clase A, solo para los que cuentan con el pack de equipamiento AMG-line y para el 250 Sport 4Matic.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no