Actualidad

El Toyota GR86 evoluciona su fórmula de deportivo clásico

El modelo japonés aumenta su potencia hasta los 235 CV, gana rigidez estructural y anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

Toyota GR86

Las mejoras del Toyota GR86 prometen optimizar su comportamiento dinámico.

Un deportivo de corte clásico: potencia ajustada, bajo peso y conducción deportiva. El nuevo Toyota GR86 evoluciona la fórmula del original, mejorando en sus aspectos criticados (la potencia) y manteniendo intactas todas sus virtudes. Además, al contrario que su gemelo, el Subaru BRZ, ha confirmado que se lanzará en los mercados europeos.

Como ocurrió con su primera generación, el parentesco con el Subaru queda claro desde el primer vistazo. Salvo por el formato específico de los paragolpes, ambos modelos comparten rasgos como el diseño de los faros, el largo y bajo capó, la caída del techo, la forma de los pilotos traseros e incluso el difusor y la salida de escape.

El Toyota GR86 mantiene unas dimensiones muy similares a las de su predecesor, con una longitud de 4,26 metros, una anchura de 1,77 metros y una altura de 1,31, así como con una distancia entre ejes de 2,57 metros. Su peso, de 1.270 kilos, también es parecido, algo que se ha conseguido gracias al empleo de materiales ligeros como el aluminio en el techo y en otros elementos. Su centro de gravedad rebajado y una rigidez estructural un 50% mayor deberían traducirse en un comportamiento todavía más preciso.

La idea que prima en el interior es que el conductor se centre en el volante, por lo que la mayoría de los controles son físicos para evitar distracciones. Aun así, se ha incorporado un sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas. En el habitáculo del Toyota GR86 predomina el color negro, dejando el rojo como tono de contraste en múltiples elementos. Destacan los asientos de corte deportivo, con apoyos laterales voluminosos para recoger mejor el cuerpo de los ocupantes.

Uno de los aspectos más criticados del Toyota GT86 original fue su potencia, pues solo estaba disponible con un motor de 200 CV. El fabricante nipón ha tomado nota y ahora bajo el capó incorpora un bloque bóxer 2.4 tetracilíndrico de aspiración natural que desarrolla 235 CV y 250 Nm. Se puede combinar con una caja de cambios manual de seis velocidades o con una automática del mismo número de relaciones, anunciando una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, 1,1 más rápido que su predecesor.

En lanzamiento del Toyota GR86 en Japón tendrá lugar en otoño y la marca revelará, a lo largo del año, cuándo se producirá su desembarco en Europa.

Toyota GR86

Interior de la versión japonesa del Toyota GT86, con el volante a la derecha.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no