Por qué China quiere prohibir los coches de Tesla en julio

Los automóviles de la compañía de Elon Musk no podrán circular por el distrito costero de Beidaihe, en la ciudad de Qinhuangdao, durante dos meses.

Tesla
China considera que la tecnología de los Tesla puede ser usada para espiar a las autoridades del Partido Comunista.

Las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y China ha desembocado en una nueva polémica a causa del cónclave que celebrará el Partido Comunista Chino en el distrito costero de Beidaihe, en la ciudad de Qinhuangdao. Las autoridades prohibirán la circulación de los coches de Tesla desde el 1 de julio y durante al menos dos meses por miedo al espionaje.

Según informa la agencia de noticias Reuters, la razón principal son las numerosas cámaras que equipan los modelos de Elon Musk. Los automóviles usan las imágenes como fuente de información para el sistema de conducción automatizada, pero China sospecha que también funcionan como cámaras-espía.

Esta nueva decisión se suma a la que tomó el Gobierno chino hace unas semanas, cuando prohibió los coches eléctricos de Elon Musk en la ciudad de Chengdu durante la visita del presidente chino, Xi Jinping.

Denuncias de espionaje mutuo

Estas nuevas desavenencias entre los dos gigantes mundiales son un muestra más de una lucha política, comercial y tecnológica que ha llegado a su punto más alto en los últimos años, con denuncias de espionaje por ambos bandos.

Destacado es el episodio con Huawei, el gigante tecnológico controlado por el Partido Comunista. Estados Unidos incluyó la firma china entre las consideradas una amenaza para la seguridad nacional. Además, fue denunciada por actividades de espionaje a través de los terminales de la firma a altos cargos y funcionarios estadounidenses.

Interior de un Tesla.

Tesla, en el punto de mira

La historial de espionaje y contraespionaje entre los dos países desembocó en el terreno de la automoción con Tesla. Nada más iniciarse su comercialización en China, muchas voces recomendaron a los altos funcionarios que no adquirieran un coche de la firma. Así mismo, se pidió a la compañía estadounidense que los datos recopilados por los coches solo se pudieran almacenar en servidores chinos.

El año pasado, el Ejército chino prohibió la entrada de los automóviles Tesla en las instalaciones militares. El alto mando militar considera que las cámaras que llevan incorporadas pueden servir para espiar. Musk salió al paso de las acusaciones argumentando que sus coches no espiaban en China ni en ningún lugar, y aseguró que si encontraba pruebas de ello, cerraría la compañía.

A pesar de las tensiones entre ambas potencias, la compañía estadounidense mantiene su fábrica de Shangái. Allí se fabricaron la mitad de los 936.000 vehículos que la firma entregó en todo el año en 2021.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Stellantis
Peugeot

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no