10 lecciones valiosas que se aprenden probando coches

Ponerse al volante de tantos modelos diferentes permite obtener interesantes conclusiones sobre el sector de la automoción.

 

Ferrari
La experiencias de conducir diferentes coches es muy esclarecedora.

Un Seat Arona toma el relevo de un Hyundai i30. Después vendrá un Citroën C3 Aircross y más tarde, un BMW Serie 5. Y así, semana tras semana, desde hace tres décadas. Por eso antes fueron un Peugeot 205, un Alfa 156, un Ford Sierra, un Opel Agila… Es la dinámica de la prensa especializada en el sector de la automoción, de los periodistas encargados de probar los nuevos coches para trasmitir sus sensaciones (siempre subjetivas, claro está) a quienes a continuación deben comprarlos.

Ponerse al volante de cientos de modelos diferentes durante decenas de años supone un ejercicio aleccionador, sin duda. Y un privilegio para cualquiera interesado en la automoción, también es verdad. Aporta una visión bastante global de esta industria dinámica como pocas, de lo que los fabricantes ofrecen a sus clientes y, desde luego, de la utilidad de estas soluciones, que no siempre es la esperada. Así que probar coches ofrece valiosas conclusiones de las que todos nos podemos beneficiar. Las siguientes son sólo diez de ellas.

Compra el coche que necesites

Cuando se puede comparar es más sencillo tener claro lo que se necesita y lo que no. Esa perspectiva de relatividad invita a observación desde la distancia, aportando claridad a cualquier decisión. Así que la primera lección que se puede aprender es que conviene tomarse las cosas con calma al elegir un coche, reflexionar sobre las necesidades que se tienen y optar por el modelo que realmente las satisface. No hay que dejarse arrollar por modas, se debe dar la importancia justa a opiniones o consejos de terceros y tener muy claro que lo que se compra es lo que queremos. Si es posible probarlo previamente mucho mejor, no siempre todo es lo que parece…

El diseño siempre manda

La estética es un argumento de compra de enorme peso. En la historia de la automoción, pasada y reciente, no faltan casos de automóviles magníficos que han fracasado simplemente porque su diseño resultaba poco agraciado. Al probar uno de ellos se pueden descubrir sus virtudes, pero para llegar a ese punto es necesario que antes el automovilista se anime a hacerlo. Y es algo difícil cuando el coche no entra por los ojos; por muy funcional, seguro, eficiente o fiable que resulte, pocos son los que asumen conducir durante años un vehículo con el que no se identifican.

Velar

Un coche bonito tiene mucho terreno ganado. / Jaguar

No ahorres en seguridad

Las medidas de seguridad, activa y pasiva, funcionan. Puede resultar una obviedad pero no falta quien piensa que los sistemas que se han ido incorporando a los automóviles a lo largo de los años son más una herramienta comercial que una aportación sustancial a la protección de sus ocupantes. Nada más lejos de la realidad. Se puede escatimar en otro tipo de componentes, nunca deberíamos hacerlo en seguridad porque su efectividad queda más que confirmada cuando se tiene la oportunidad de probarlos. Y no sólo los más evidentes y en ocasiones obligatorios (ABS, control de estabilidad o tracción, cinturones o airbags), también otros más sofisticados y menos frecuentes pero igual de valiosos: advertencia de ángulo muerto en los retrovisores, aviso de cambio involuntario de carril, control activo de distancia…

Elige bien el equipamiento

Como decimos una cosa, decimos la otra. Ni un euro ahorrado en seguridad está justificado (y con esto nos referimos a pagar lo que se pueda pagar, tampoco hay que pedir una hipoteca), sin embargo sí existen algunas opciones de equipamiento que son prescindibles sin que suponga un trauma para el conductor. Incluso habituados a este entorno, algunos modelos son abrumadores para el usuario por la cantidad de dispositivos, botoncitos, pantallas o posibilidades disponibles. No todos precisamos o valoramos cada una por igual, así que volvemos al primer punto de comprar lo que realmente se necesite. Por presupuesto y también por funcionalidad.

Lo simple es lo mejor

En la misma línea, la experiencia al respecto demuestra que casi siempre lo más simple suele ser lo más funcional. En ocasiones los intentos por simplificar determinadas tareas no dan los frutos apetecidos, activar el climatizador accediendo a una serie de menús en una pantalla digital es muy tecnológico pero no necesariamente más rápido y eficaz que pulsar un botón en el salpicadero. Una tendencia esta de la digitalización cada día más apalancada en los modelos de última generación.

Pantalla

La conectividad puede llegar a resultar abrumadora. / VW

La potencia no es lo más importante

Es habitual que a quien prueba un coche de 500 CV le pregunten si sirve para algo tanta potencia. Cuestión razonable con una respuesta no tan sencilla. En el terreno de las emociones tiene todo el sentido; en el de lo racional, ninguno. La experiencia señala como innecesario semejante despliegue de rendimiento, la mayoría de los coches son suficientemente prestacionales para casi cualquier conductor con cifras muy inferiores. En una utilización convencional, entre 100 y 150 CV son bastantes desde luego para la ciudad y también para viajar por carretera. Por encima de esto, la elección debería llevarse al terreno de la ambición personal al volante.

Los consumos son sólo los tuyos

El consumo de combustible tiene mucha importancia para un buen número de conductores, en primer lugar por razones económicas y cada día más también por concienciación medio ambiental. Por eso conviene saber que los valores correctos son exclusivamente los propios, es decir, los que cada usuario pueda obtener de su vehículo en unas condiciones de utilización concretas y con su forma de conducir particular. Confiar en los valores de homologación ofrecidos por los fabricantes por lo general sólo acarrea frustraciones posteriores, son mediciones teóricas imposibles de replicar en tráfico real. Algo extrapolable a la autonomía de los vehículos eléctricos.

Calcula bien el espacio

La habitabilidad es otro bien muy apreciado por los automovilistas, fundamentalmente por aquellos que le dan un uso familiar al vehículo. Tampoco en este aspecto conviene dar nada por sentado (y nunca mejor dicho). Si necesitamos espacio para viajar cinco personas o para colocar dos sillas infantiles, un maletero generoso o un acceso sencillo a los asientos traseros es conveniente comprobarlo en primera persona. Hay coches que pueden sorprender de forma positiva o negativa en este sentido, el diseño de la carrocería condiciona las cotas más de lo que se puede pensar en principio.

Maletero

El espacio es siempre muy apreciado por los usuarios.

Al cliente se le escucha

Asistiendo desde una posición muy cercana a la evolución de la industria de la automoción, es de justicia reconocer que las marcas escuchan a sus clientes. La sensibilidad hacia sus necesidades resulta evidente al analizar las novedades que se incorporan en cada generación de un modelo. En ese sentido, pocos sectores son tan reactivos a tales exigencias, cuando algo no funciona o no gusta su desaparición del mercado es sólo cuestión de tiempo. Las ventas mandan, es evidente, y la competencia aprieta.

Democratización de la tecnología

La economía de escala es una bendición para la industria de la automoción. Algunas soluciones que se empiezan incorporando a vehículos de alta gama (y precio) al poco tiempo son frecuentes en simples utilitarios, porque su producción masiva abarata el costo hasta el punto de ser asumible por gamas más asequibles. Es la democratización de la tecnología, que hace más sencilla y sobre todo segura la conducción en las versiones más avanzadas de los automóviles.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Raúl Romojaro

Una vida sobre ruedas. De piloto (malo) de motocross a periodista deportivo en Diario AS, incluyendo una década en los grandes premios de MotoGP. Apasionado de los coches y las motos, en más de 30 años he tenido el privilegio de probar unos cuantos cientos de unos y de otras. Ahora, subdirector en Prisa Motor.

Más Información

luces antiniebla
Los riesgos de circular con poca presión en los neumáticos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no