Conducir

Cuánto se tarda en matricular un coche y cómo se hace

El proceso de matriculación es un trámite que se cursa en La DGT y es obligatorio para vehículos nuevos y también cuando se adquieren usados en el extranjero.

matricula coche

Cuando se compra un vehículo, y antes de poder conducirlo, es imprescindible que esté matriculado. En el caso de los nuevos, suele ser el propio concesionario de la marca quien se encarga de hacerlo y aportar la documentación necesaria antes de entregárselo al cliente.

Y por lo general, es un trámite que se cumplimenta en el plazo de unos tres o cuatro días laborables, dependiendo de la época del año y que se alarga algo más si coincide con el fin de semana, cuando las oficinas de registro en la DGT permanecen cerradas. 

Pero también existe en caso de que el vehículo sea adquirido en el extranjero, ya sea nuevo o usado, y entonces la legislación también obliga a matricularlo de nuevo en el país del propietario. El proceso será el mismo, pero, dependiendo del caso, el plazo para recibir de forma oficial el número de matrícula y el consiguiente permiso de circulación podrá demorarse más tiempo. 

En cualquier caso y al no ser un trámite automático, la DGT no garantiza un periodo determinado para conceder la matrícula. Sí establece un periodo máximo, fijado en tres meses, al cabo de los cuales (si el interesado no ha recibido ninguna respuesta) el silencio administrativo se considera un rechazo a su solicitud. Y por eso será importante conservar el recibo con la fecha de cuando se cursó.

Documentación necesaria 

Para matricular cualquier vehículo a motor, el propietario o su representante deberán rellenar un impreso oficial. En él se aportan los datos requeridos tanto del vehículo como del propietario, que además debe pagar unas tasas de matriculación de 99,77 euros. El coste para los ciclomotores es de 27,85 euros.

La solicitud habrá que acompañarlo de una serie de documentos: tarjeta de ITV electrónica (NIVE) o en formato papel y justificantes de pago de las tasas e impuestos exigidos en cada caso (matriculación y circulación). 

Cuando se compra un vehículo nuevo, el vendedor suele entregarlo ya una vez matriculado y con sus placas instaladas. Pero si un particular realiza personalmente el trámite, por ejemplo al rematricular un vehículo usado comprado el extranjero, no podrá conducirlo hasta que reciba el número de matrícula asignado y el permiso de circulación.

Solo entonces podrá acudir a un centro autorizado de expedición de matrículas donde, presentando la documentación original, le grabarán las placas.

Sobre la firma

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no