Diésel de invierno: ¿por qué es mejor para el motor del coche?

El diésel de invierno se elabora de manera distinta para reducir su punto de congelación y, así, evitar problemas mecánicos y de arranque.

diésel invierno
El diésel es el combustible que más sufre el efecto del frío.

Uno de los avisos que más se repite durante estas fechas es el riesgo de que algún elemento del coche sufra los efectos del frío, baje su rendimiento o impida que el vehículo funcione adecuadamente.

Es más, hay ciertos líquidos que pueden llegar a ‘congelarse’. El aceite o incluso la gasolina y el diésel pueden perder fluidez y volverse más espesos si la bajada de las temperaturas es acusada. Es decir, no se convierten en sólidos, pero sí pierden parte de sus propiedades y discurren más lentamente por los conductos del vehículo.  

De ambos combustibles, es el gasóleo el que más riesgo corre de congelarse. Por esta razón, las gasolineras que se encuentran en zonas de montaña o muy frías suelen servir durante estos meses diésel de invierno.  

Así se produce el diésel de invierno

El diésel de invierno no es otra cosa que gasóleo fabricado con unas proporciones distintas para reducir su punto de congelación. El proceso de fabricación de este combustible adaptado a la temporada invernal empieza directamente en las refinerías y acaba en las estaciones de servicio, por lo que la transición del gasóleo de verano al de invierno es un proceso largo y premeditado.

Diésel
La producción de diésel de invierno empieza directamente en las refinerías.

Desde Eurowag explican que ya en las refinerías, de cara al invierno, se sustituye la parte más pesada de este combustible por una mayor cantidad de parafina. La parafina es mucho más ligera, pero también más cara, por lo que en estas estaciones la transición debe estar muy medida.  

Después, en las gasolineras se debe estimar el volumen de ventas de gasóleo de invierno para evitar excedentes. Durante esta estación, las estaciones de servicio más pequeñas o con menor rotación de los combustibles son las que más pueden sufrir logísticamente la transición del diésel de verano al de invierno.  

precio diésel

Por qué cambiar al diésel de invierno

Cambiar el diésel de verano al de invierno es importante para el usuario y en Eurowag apuntan a varios motivos. Primero, porque es la mejor manera de garantizar el correcto funcionamiento de los motores diésel durante el periodo invernal.  

Segundo, porque repostando este tipo de combustible, el motor del coche no sufre tanto los efectos del frío. Además, se evitan problemas de congelación, bloqueos y averías en el sistema de combustible del coche. Por último, utilizar gasóleo de invierno ayuda a alargar la vida útil del motor, así como a ahorrar combustible y cumplir con las normativas de emisiones.  

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Andrea Gil

Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, su primer contacto con el mundo del motor fue en los mundiales de MotoGP y Superbikes. Dio el salto al periodismo de motor hace cinco años y, desde entonces, sigue todo lo que tenga ruedas, especialmente si es made in Italy.

Más Información

averia
cristalización adblue coche

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no