El creciente problema de los animales en la carretera

Los choques contra jabalíes, ciervos o perros tienen un peso cada vez mayor en los siniestros, al tiempo que la ley dificulta las reclamaciones.

accidentes animales carreteras
Un ciervo caminando en una carretera comarcal.

Los animales salvajes se acercan a los pueblos, se asoman al asfalto y causan muchos más accidentes de coche que antes. En los cinco años anteriores, el número de percances se ha multiplicado por cinco y su peso en el global de los siniestros ha aumentado un 71%. 

Un informe de Línea Directa Aseguradora recopilado los datos del último lustro y atribuye los cambios, en buena medida, al abandono del medio rural, la falta de control poblacional de algunas especies cinegéticas y el efecto de la pandemia. 

Los jabalíes, los corzos, los ciervos y los zorros, entre otras especies, han perdido el miedo a aventurarse en las zonas urbanas.

Entre 2017 y 2021, esta compañía ha registrado 11.400 incidentes con animales entre sus clientes. Son siniestros graves, complejos y muy habituales en algunas zonas: en Soria, representan el 9% de los partes al seguro. La ley, además, dificulta las reclamaciones a los conductores. 

Accidentes contra animales: cómo son

Por la velocidad a la que circulan los vehículos y la corpulencia de algunos animales, los atropellos resultan violentos y peligrosos. Las maniobras de esquiva también causan siniestros graves. 

El informe de Línea Directa detecta que los accidentes se producen sobre todo de noche (61%), en zonas rurales, los fines de semana y, con mayor frecuencia, en otoño (34%). Los implicados más comunes son los jabalíes y perros.

En cuanto al tipo de vía, dos de cada tres siniestros suceden en carreteras convencionales (64%), pero en los últimos cinco años se han triplicado en las zonas urbanas, que registran un 22% de los casos.

Siniestros caros y graves

El aumento de estos siniestros supone un problemas para las aseguradoras, ya que el coste medio de las indemnizaciones por daños corporales se ha incrementado un 104% entre 2017 y 2021.

En el mismo periodo, el aumento de coste en los accidentes de tráfico comunes fue del 13,6%. También resultan más caras las reparaciones en los vehículos (2,4 veces más, según los cálculos de Línea Directa).

Las comunidades más afectadas

Soria es la provincia española con mayor proporción de accidentes contra animales (9%), seguida de Teruel (4,4%) y Huesca (4%). En el lado opuesto, se sitúan las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Baleares, todas insulares.

Cuando sucede un accidente con animales, salvajes o domésticos, las gestiones son un 38% más lentas. Y reclamar, según los autores del informe, resulta “misión imposible”. El cambio se produjo hace ocho años, cuando un cambio legal trasladó la responsabilidad de estos accidentes al conductor.

El automovilista puede reclamar los gastos al coto o a la finca, por ejemplo, si el golpe se debe a “una acción colectiva de caza mayor en el mismo día o doce horas antes del golpe”. También existe un resquicio para el propietario del vehículo si la carretera no está debidamente vallada o señalizada.

Desde el cambio de la norma, apenas el 6% de los daños causados por animales son indemnizados por sus dueños, frente al 43% que registraban los siniestros anteriores a 2014: siete veces menos. 

Según indica el informe de Línea Directa, Castilla–La Mancha y la Comunidad de Madrid son las comunidades donde menos reclamaciones prosperan. En el lado contrario, La Rioja y Navarra son los territorios con mayor proporción de indemnizaciones.

Si el accidente sucede contra un animal doméstico, el Código Civil señala a su dueño como responsable. Sin embargo, casi por norma, los perros que deambulan por ahí, invaden la calzada y mueren atropellados, vivían abandonados y sin identificación. Solo una cobertura específica libra de las complicaciones a los automovilistas. Cuentan con ella cuatro de cada diez propietarios.

Parachoques destrozados

Las partes del coche más afectadas en los siniestros con animales salvajes son el parachoques delantero, la rejilla y el capó (39%). También son comunes las averías en los faros e intermitentes delanteros (22%) y las aletas delanteras (14%). Aunque en menor medida, igualmente sufren daños los bajos y el faldón delantero (10%), el radiador (4%) y la matrícula (3%).

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Sergio Amadoz

Periodista especializado en seguridad vial. Editor y redactor de El Motor desde 2016. Empezó a escribir de fútbol en 1998 en Diario 16 y ha trabajado en varios proyectos de Prisa Media desde 2000. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, es autor de ‘Aquí no se rinde ni Dios’ (2020).

Más Información

robo neumático corvette
choque camión

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no