La sencilla prueba para saber si una gasolinera engaña a los conductores

Los automovilistas tienen muy fácil comprobar la cantidad de combustible que han echado realmente en el depósito de su vehículo.

gasolina coche dinero
Ahora se pueden evitar sorpresas a la hora de repostar, conociendo de antemano el precio total del depósito.

Cuando un conductor va a una estación de servicio, da por hecho que pone en su vehículo la cantidad de gasolina o diésel que ha pedido en euros o en litros. ¿Y si no es así? No todo el mundo sabe que los automovilistas tienen el derecho a comprobar la cantidad de combustible que han repostado. Y esto se se puede hacer con una sencilla prueba.

Los surtidores que llegan a las gasolineras no sólo están homologados, también precintados y calibrados. El objetivo es impedir que sean manipulados, pero hay instalaciones que los adulteran: se deshacen del precinto, modifican el medidor y, después, lo ponen en marcha. De esta manera, consiguen que el conductor pague una cantidad de litros y reciba una inferior.

Hay que tener en cuenta que, cada año, las estaciones de servicio deben superar una inspección en la que todos los surtidores son revisados por un organismo homologado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). Si la instalación lleva a cabo una reparación, también hay que pasar por este proceso.

Los protocolos de esa revisión los establece el Ministerio de Industria y con ellos se comprueban los precintos y la cantidad de combustible que sirven las mangueras, cuya desviación no puede superar el 0,5% del volumen.

Gasolina

¿Cómo es la prueba de la probeta?

Explica la cadena de gasolineras Easygas que, por ley, todas las estaciones de servicio tienen que ofrecer la prueba de la probeta: la única vía para saber si un surtidor está correctamente calibrado. Es un método tan fácil como rápido, ya que la comprobación lleva el mismo tiempo que un repostaje habitual.

La prueba de la probeta consiste en fijar los litros en el surtidor y, en lugar de echarlos en el depósito, hacerlo en este instrumento volumétrico para revisar si la cantidad solicitada es la misma que la servida. Esta herramienta no puede ser manipulada, porque también está calibrada y precintada.

Gasolina

Las gasolineras, obligadas

Si es igual, no hay manipulación. ¿Y si hay diferencias porque hay menos combustible del pedido? El conductor podrá denunciar los hechos: este tipo de estafas suelen saldarse con elevadas multas e, incluso, con el cierre de la estación de servicio.

El usuario también podrá tomar medidas legales si la gasolinera se niega a cumplir con su petición de la prueba de la probeta: están obligadas a ofrecerla y a llevarla a cabo.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Elena Sanz Bartolomé

Desde que aprendió a hablar y escribir, una de sus pasiones siempre fue contar todo lo que pasaba a su alrededor. Hizo las maletas y cambió Zaragoza por Madrid para estudiar Periodismo en la Universidad Complutense. Antes de graduarse, el mundo del motor se cruzó en su camino… y nunca lo ha abandonado.

Más Información

gasolineras baratas
gasolina

Archivado en

· · · ·

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no