Conducir

Neumáticos baratos: cómo elegirlos y evitar los posibles riesgos

El desgaste de las gomas obliga a cambiarlas cada 30.000 o 40.000 kilómetros, pero no siempre hace falta invertir mucho para encontrar unas adecuadas.

neumáticos

De la elección de los neumáticos depende en buena medida la seguridad del vehículo.

El cambio de neumáticos es una de las operaciones imposibles de retrasar en un coche. Por seguridad, por la necesidad de pasar la ITV y porque, en caso de que se detecte su mal estado, la infracción puede considerarse incluso muy grave, sancionada con 500 euros de multa.

Si las ruedas están en muy malas condiciones, un agente puede considerar que se circula “con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas que afecten gravemente a la seguridad vial”. Llega un momento en que la sustitución de las gomas es inevitable, pero existe la posibilidad de comprar neumáticos baratos de fiar.

Las gomas deben ser sustituidas si la profundidad del dibujo baja de 1,6 milímetros, que es el mínimo legal. Pero también convendría reemplazarlos si presentan grietas, zonas cuarteadas, ampollas, deformaciones u otros daños, que suelen verse además a simple vista. ¿Cómo encontrar los mejores neumáticos baratos? Estos son algunos consejos básicos.

Segundas marcas, la primera opción

Todos los fabricantes conocidos y reconocidos cuentan con una o varias segundas marcas algo más económicas. Recogen unos estándares de calidad ligeramente inferiores, pero cumplen con todas las garantías. Y son la primera opción para ahorrar en la compra sin asumir riesgos, porque aseguran la seguridad y la fiabilidad.

Algunas de estas segundas marcas están muy bien valoradas en los estudios comparativos. Hace poco la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) examinó 25 marcas de neumáticos de las medidas más utilizadas en las berlinas y compactos, 205/55 R16 V y 225/50 R17 Y, respectivamente. Semperit, de Continental, y Falken, de Goodyear, obtuvieron unas excelentes notas, destacando por sus excelentes resultados en adherencia y distancia de frenado. Estas son las segundas marcas de los fabricantes principales:

  • Michelin: Tigar, Kleber, Kormora, Riken, Taurus, Uniroyal USA y BF Goodrich.
  • Bridgestone: Firestone, Achilles, Lassa, Nokian y Dayton.
  • Continental: Barum, Blackstone, Euzkadi, General Tire, Gislaved, Mabor, Matador, Semperit, Sportiva, Uniroyal Europe y Viking.
  • Goodyear: Dunlop, Debica, Falken, Sava, Kelly Tires y Fulda.
  • Pirelli: Formula y Ceat.
  • Hankook: Aurora, Laufenn y Kingstar.
  • Sumitomo: Falken y Ohtsu Tires.
  • CooperTires: Avon, Dean Tires, Mastercraft, Mentor, Roadmaster Tires y Starfire.
  • Toyo Tires: Nitto y Silverstone.
  • Kumho Tyres: Marshal Tires

Comprar neumáticos ‘online’

Otro opción para ahorrar. Internet es un medio perfecto para comparar precios y encontrar buenas ofertas en la compra de neumáticos. Las tiendas online disponen de un amplio catálogo de productos de todas las marcas y para todos los presupuestos.

Los neumáticos pueden adquirirse sin montaje y recibirse en el domicilio, o también ser enviados a un taller concertado, donde se encargarán de su instalación en el coche por una tarifa previamente establecida.

Ofertas estacionales

Los fabricantes (a través de sus distribuidores), las marcas de coches (en sus centros de posventa) y los talleres lanzan campañas periódicamente que permiten ahorrar unos cuantos euros.

Ofertas de dos por uno, montaje y equilibrado gratuito, seguros, regalos y descuentos son algunas de las promociones que se pueden encontrar al comprar neumáticos. Durante las semanas previas a los desplazamientos vacacionales (Semana Santa, verano y Navidad) es más fácil encontrar este tipo de promociones.

¿Consumo o agarre?

Los neumáticos son responsables del 20% del consumo de combustible del vehículo: cuanto mayor sea su resistencia a la rodadura, mayor será el gasto de carburante. Pero también será mayor el agarre y la capacidad de respuesta ante imprevistos.

La etiqueta del neumático, cuya última versión entró en vigor el 1 de mayo de 2021, proporciona la información necesaria para hacer la elección correcta. La eficiencia se expresa en letras, en una escala alfabética donde la A equivale a un menor consumo de combustible y la E a un mayor gasto (y mayor adherencia). Para comparar, un neumático clasificado como A permiten ahorrar unos 240 euros de carburante durante toda su vida útil frente a uno etiquetado como E.

Antes de decidirse, conviene también saber que cuanto mayor sea el nivel de resistencia a la rodadura mayor es el consumo, pero también mayor será el agarre y la eficacia de respuesta en curva y frenada. El aplomo y la estabilidad del coche, en definitiva.

A cada coche, su cubierta

Cada coche lleva un neumático, y aunque se admiten variaciones, tampoco conviene complicarse: mantener las características originales simplifica el proceso y ahorra dinero, porque instalar cubiertas más grandes, entre otras cosas, eleva el coste.

No hay que mantener la marca de goma con la que viniera el coche, pero sí las características del neumático. Y son tres: medidas (205/55  R16, por ejemplo), índice de carga (94 u otro), que hace referencia al peso que puede soportar la cubierta, y el código de velocidad (V, W, Y…), que señala la velocidad máxima admitida.

Neumáticos de segunda mano

Al igual que los recauchutados, los neumáticos usados deben evitarse. “Aunque de entrada su precio sea menor, a la larga un neumático de segunda mano puede ser más caro”, dice un informe de la OCU publicado hace unos meses. El estudio llega a la conclusión de que el precio por milímetro de dibujo útil es igual o más caro en las gomas usadas. Además, éstas deben sustituirse antes, ya que su desgaste es más rápido.

La OCU desaconseja su compra, por otra parte, porque es imposible conocer su vida anterior (como el trato recibido y sus posibles percances). En todo caso, si el usuario se decide por un neumático de segunda mano, debe examinarlo “meticulosamente”: revisar la profundidad del dibujo, verificar que no exista un desgaste irregular y comprobar la fecha de fabricación.

¿Cuándo cambiar los neumáticos?

Un neumático aguanta, de media, unos 30.000 kilómetros. Pero su vida útil puede reducirse o aumentarse, incluso hasta 20.000 y 40.000, principalmente por el tipo de compuestos que lleven: los de mayor adherencia o deportivos se gastan antes, pero refuerzan la seguridad, y los de baja resistencia a la rodadura o que favorecen el consumo, agarran menos y duran más, porque recogen gomas de dureza superior. Y responden peor ante una frenada de emergencia.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no