Por qué el coche tarda más en arrancar en un verano muy caluroso

El sistema de encendido de un turismo sufre con las temperaturas extremas, sobre todo si no circula durante periodos largos de tiempo.

batería coche
Un conductor sujeta la llave de contacto del coche.

La batería del coche sufre también en verano. Con las temperaturas extremas del invierno, su desgaste se acelera, pero ocurre lo mismo con el calor excesivo. Y cuando este se mantiene en el ambiente durante varios días seguidos, los daños pueden ser irreparables.

Unos grados de más (como se registran desde hace semanas en muchos puntos de España) hacen que el ácido del interior se seque con más facilidad y que conduzca peor la electricidad. El fallo más común, que resulta casi imperceptible, es que el motor tarda un poco más en ponerse en marcha.

Y si la batería ya está cerca del final de su vida útil (entre cuatro y cinco años, por lo general), es muy probable que con el calor se estropee, según sostienen desde la cadena de talleres de mantenimiento Norauto. 

Averías en la carretera

Los problemas con este elemento son muy comunes en verano. Según estimaciones de la aseguradora Mapfre, más de 750.000 vehículos recibirán ayuda en la carretera en España este año por algún contratiempo relacionado con él. Esto supondrá un 23% de las asistencias por avería, según cálculos a partir de la cartera de clientes de la compañía.

Las cifras coinciden con las del club de automovilistas RACE, que en el último verano prepandemia abrió en agosto 98.444 expedientes: el 22,32%, a causa de problemas con la batería. 

Cómo cuidar la batería en verano

Los especialistas de Norauto, por su parte, realizan más de 5.000 servicios de cambio e instalación de baterías a domicilio durante los meses de julio y agosto. Para evitar preocupaciones, conviene estar atento a su estado y a los posibles síntomas de error. También se deben tomar algunas medidas preventivas, según recuerda esta compañía.

  • Mover el coche. No se debe dejar el vehículo estacionado todo el verano. Conviene moverlo con cierta periodicidad y rodar al menos durante 20 minutos para que el alternador cargue la batería. 
  • Estacionar en zonas cerradas. En la medida de lo posible, hay que dejar el coche en garajes o estacionamientos subterráneos para protegerlo del sol y las temperaturas más altas.  
  • Revisar la batería. Comprobar que los bornes no están sulfatados (con restos de óxido) y que no hay otros signos de desgaste o pérdidas de ácido.  
  • Vigilar los síntomas. Es posible que la batería esté cerca de su final si el coche tiene problemas para arrancar o si los sistemas eléctricos muestran signos de fatiga. Por ejemplo, que los elevalunas o los limpiaparabrisas vayan más despacio de lo habitual. Si tiene más de cinco años, será más normal que falle. 

Batería para el sistema Start-Stop 

Lo dicho anteriormente no sirve en todos los casos: la batería de un coche con sistema Start-Stop no es la misma que la de un automóvil normal. Se trata de dispositivos especiales, con más capacidad y más potentes. 

Si se descarga la batería de este tipo de coches, no se pueden conectar las pinzas a otro vehículo que no tenga el sistema Start-Stop. Y la sustitución tampoco debería hacerse en casa, ya que es necesario conectar un equipo de diagnosis para configurar las centralitas electrónicas. Si se realiza el cambio sin el equipo, el circuito de carga no funcionará correctamente.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Baterías BMW
Recarga

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no