Qué es un vehículo mixto adaptable y para qué sirve

Se trata de comercial que disfruta de varias posibilidades de utilización gracias a su configuración exterior e interior.

Vehículo mixto
Los vehículos mixtos adaptables presentan una serie de particularidades en su utilización y fiscalidad. | VW

La polivalencia es una de las cualidades más valoradas por determinado tipo de automovilistas. Y cuando se busca un vehículo capaz de satisfacer diferentes necesidades de utilización, los denominados como mixtos adaptables cumple con creces con tales expectativas.

La Dirección General de Trafico (DGT) los define concretamente como “un automóvil especialmente dispuesto para el transporte, simultáneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de nueve, incluido el conductor, y en el que se puede sustituir de forma eventual la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adición de asientos”.

Se trata, por tanto, de un vehículo comercial ligero que dispone de asientos y espacio de carga para utilizarlo de forma indistinta dependiendo de necesidades puntuales, al contar con asientos desmontables que permiten variar la configuración de su interior.

¿Cómo saber si un vehículo es mixto adaptable?

Para que un vehículo cuente con tal consideración debe tener una altura de al menos 1,80 metros y el propietario ser una empresa o un autónomo, por lo que el 50% de su utilización debe dedicarse a estas actividades. En contrapartida, el propietario podrá deducirse un mínimo del 50% del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), siempre que esté dado de alta en el Censo de Actividades Empresariales.

Para identificar claramente un vehículo mixto adaptable se debe recurrir a la ficha técnica del mismo. En la casilla identificada como CL aparece un código numérico: si es 3100 corresponde a esta tipología; si por el contrario es 1000 se trata de un turismo.

¿Se puede pasar un vehículo mixto a turismo?

Es posible legalizar la transformación de un vehículo mixto adaptable a turismo para disfrutar de las ventajas de este. Para ello, resulta imprescindible que la marca lo tenga homologado en ambas variantes, de otro modo la gestión no se podrá realizar. Y el fabricante debe acreditarlo expendiendo un certificado al interesado, con un precio que suele rondar los 100 euros.

Si la operación se realiza en los cuatro primeros años desde la matriculación, el propietario deberá abonar a Hacienda la cantidad ahorrada por el menor impuesto de matriculación de estos vehículos.

Además, se exige el trámite de una Inspección Técnica de Vehículos (ITV), en la que se verifiquen sus condiciones antes de emitir una nueva ficha técnica con el mencionado cambio de código. Toda la documentación deberá ser presentada en la correspondiente Jefatura de Tráfico para legalizar finalmente el cambio, abonando las tasas que se suman al precio del certificado del fabricante y la ITV.

¿Cuál es la velocidad máxima de un vehículo mixto?

Los usuarios que deciden transformar su vehículo mixto adaptable en turismo generalmente lo hacen para evitar una serie de limitaciones que sufren los primeros por ese carácter comercial que los define.

La más evidente es la velocidad, ya que será de 100 km/h en autovía y autopista, frente a los 120 km/h habituales en los turismos. En carreteras con arcén pueden circular a 90 km/h, pero considerando su carácter profesional, si se transportan niños o mercancías peligrosas se debe reducir siempre la velocidad en 10 km/h sobre lo que indique la vía.

Vehículo mixto

Los vehículos mixtos tampoco pueden hacer uso de los carriles reversibles de acceso o salida de las ciudades en episodios de alta densidad de tráfico (excepto si se trata de una mecánica con etiqueta 0 de la DGT).

¿Cada cuánto pasan la ITV los vehículos mixtos?

Otro de los principales inconvenientes de estos vehículos mixtos adaptables, frente a sus ventajas fiscales, es la periodicidad de la ITV. Pasará la primera inspección a los dos años de su matriculación (cuatro en los turismos); de los dos a los seis años el trámite será bienal; anual de los seis a los diez años y, partir de una década de antigüedad habrá que pasar por la ITV cada seis meses (un año en los turismos).

El precio de la ITV, como es habitual, dependerá de la comunidad autónoma donde se realice y la tarifa de cada estación. Pero el precio medio para un vehículo mixto de hasta 3.500 kilos ronda los 45 euros, en torno a un 50% por encima de lo habitual para un turismo.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Raúl Romojaro

Una vida sobre ruedas. De piloto (malo) de motocross a periodista deportivo en Diario AS, incluyendo una década en los grandes premios de MotoGP. Apasionado de los coches y las motos, en más de 30 años he tenido el privilegio de probar unos cuantos cientos de unos y de otras. Ahora, subdirector en Prisa Motor.

Más Información

ITV
Citroën 2CV Berlingo Fourgonnette

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no