Eléctricos

Tesla Model S: volante de estilo F1 y 840 kilómetros de autonomía

La berlina superior de la marca recoge en su actualización 2021 mejoras que lo postulan como el coche eléctrico con mayor alcance del mercado.

Tesla Model S

Volante sin aro completo, como los monoplazas de competición, y pantalla horizontal, en vez de vertical, para el Tesla Model S 2021.

El Model S, la berlina más grande de Tesla, se pone al día y lleva la tecnología eléctrica a un nuevo nivel: ofrece una autonomía de nada menos que 840 kilómetros, de largo la mayor del catálogo actual. Apenas cambia por fuera, pero por dentro es casi completamente nuevo y más atractivo, y la mecánica también se refuerza, porque ahora, aparte de mayor autonomía, gana también potencia: llega hasta los 1.100 CV.

El siguiente modelo eléctrico con mayor alcance del mercado es el nuevo Ford Mustang Mach-E, que en su versión más capaz homologa 610 kilómetros de alcance (WLTP).

El Tesla Model S 2021 estará disponible en España a partir de septiembre con precios desde 89.990 euros. Tendrá tres versiones, Gran Autonomía, Plaid y Plaid+, y es esta última la que recoge las mayores novedades mecánicas, porque aparte de sus 840 kilómetros de rango de uso, suma 1.100 CV y prestaciones de vértigo, con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 2,1 segundos y una velocidad máxima de 320 km/h.

Pero las sorpresas de la actualización del Tesla Model S no terminan ahí, porque la marca californiana apuesta también por renovar el interior, que era el punto menos convincente del modelo actual, y presenta ahora, entre otras cosas, un volante de estilo F1, sin aro completo, y también una pantalla de formato horizontal, en lugar de vertical.

Estos volantes se utilizan en los monoplazas de competición por cuestiones de espacio (no cabría uno normal) y también porque la dirección es tan rápida que basta un pequeño movimiento a un lado y otro para aprovechar toda la capacidad de giro. En un coche de calle, en cambio, plantea interrogantes, porque la dirección no es tan rápida y hay que mover las manos sobre el volante, y sin un aro completo, se pueden complicar el guiado del vehículo y las maniobras de estacionamiento.

Tesla ha aprovechado también para renovar el resto del habitáculo, y asegura que se ha trabajado para reforzar la calidad percibida. Mantiene un diseño minimalista, pero con mejores materiales y acabados y detalles extra como la fila posterior, rediseñada para mejorar el confort y con algo más de espacio para las piernas y la cabeza.

Todas las versiones tienen tracción 4×4, pero ahora hay diferencias importantes en los motores, la potencia y el radio de acción. La versión Gran Autonomía se vende desde 89.990 euros, y tiene dos motores, 670 CV y un alcance de 663 kilómetros. La Plaid sube a 119.990 euros, pero incluye tres motores que suman 1.020 CV y corre bastante más: 320 km/h y 2,1 segundos en el 0 a 100 km/h, frente a 250 km/h y 3,2 segundos de la de acceso. Y su autonomía es de 628 kilómetros.

La nueva versión superior Plaid+, sin embargo, resulta todavía más llamativa, porque cuesta 139.990 euros, rinde 1.100 CV, también con tres motores, y anuncia una autonomía de 840 kilómetros. Tiene la misma velocidad máxima, 320 km/h, pero se espera que baje a dos segundos, o incluso menos, en la aceleración de 0 a 100 km/h.

Contar con tres motores no solo aumenta la potencia, sino que mejora también el comportamiento, porque los dos propulsores traseros pueden funcionar de forma independiente e introducir un efecto de giro que ayude a inscribir el coche en las curvas, aumentando la agilidad y la eficacia dinámica.

Las autonomías son estimadas, porque están todavía pendientes de la homologación europea WLTP. Las descritas provienen de la certificación estadounidense EPA, que se realiza en la calle, no en laboratorio, y resulta bastante realista. Aunque, al mismo tiempo, no contempla velocidades tan altas como la WLTP europea, que llega a picos de 130 km/h y podría reducir algunas decenas de kilómetros el alcance máximo del nuevo modelo.

Las dos primeras versiones mantienen la batería de 100 kWh, pero la de la nueva Plaid+ todavía no se ha confirmado. Todas, eso sí, admiten recargas ultrarrápidas de hasta 250 kW. Y, todas también, aunque sobre todo la última, colocan por fin al vehículo eléctrico en el escenario de poder afrontar viajes y cumplir como coche único de la casa para todo uso.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no