Motos

La moto eléctrica que aumenta su autonomía si su propietario lo quiere

Zero presenta la SR 2022, un modelo configurable al gusto del comprador en base a sus necesidades y presupuesto.

Zero

La nueva versión de la RS eléctrica de la marca americana Zero. / Zero

Zero Motorcycles es una de las marcas de referencia entre las motos eléctricas. Como precursora del segmento desde 2006 y por su avanzada tecnología, los productos que salen de su factoría de Santa Cruz (California, EE UU) se encuentran entre los más codiciados por los apasionados de este tipo de máquinas sin emisiones.

El precio elevado suele ser uno de los principales escollos para los compradores de vehículos eléctricos y las motocicletas no son una excepción, especialmente cuando se comparan con propuestas similares con motores de combustión. Conscientes de esta realidad, en Zero han decidido presentar la nueva versión de su modelo SR con un planteamiento escalable en cuanto a autonomía y coste.

La Zero SR es una moto sin carenado (naked), con un chasis tubular en acero y un basculante trasero coaxial. Las suspensiones se confían a una horquilla Showa con barras de 43 milímetros en el tren delantero y un monoamortiguador posterior del mismo diámetro, ambos regulables en sus principales parámetros. La frenada esta compuesta por un doble disco anterior de 230 milímetros y otro posterior, montados sobre llantas de 17 pulgadas.

Mecánica configurable

La evolución principal de las SR para el nuevo curso radica en la posibilidad de configurar la capacidad de su batería. El modelo básico cuesta 19.720 euros y se ofrece con una batería de iones de litio de 14,4 kWh, lo que se traduce en una autonomía en ciudad de hasta 215 kilómetros.

Sin embargo, el cliente puede elegir entre dos opciones de capacidad de la pila si desea aumentar el alcance de su Zero SR. La primera de ellas llegaría hasta los 17,3 kWh y una autonomía de hasta 251 kilómetros. El precio de esta actualización es de 3.630 euros.

Zero

Pero aún se puede ir más allá, en concreto hasta los 365 kilómetros en ciudad o 181 en carretera. Para ello se debe montar el denominado Power Tank, un accesorio que cuesta 4.119 euros y que lleva la capacidad de la batería hasta unos destacables 20,9 kWh. De media se estima que esta ampliación mejora en 64 kilómetros el rango de la RS respecto a la pila de 17,3 kWh y en casi 100 con relación al modelo base.

Tomando este último como referencia, el cargador de serie de 3 kW permite realizar el proceso completo en un enchufe doméstico en cuatro horas y media. También en este sentido hay mejoras disponibles de forma opcional, como es un módulo de carga rápida de 9,3 kWh que reduce el tiempo necesario a menos de dos horas.

El motor eléctrico de imanes permanentes sin escobillas de la Zero SR alcanza una potencia de 55 kW (74 CV), así como un par de 166 Nm, rendimientos que se traducen en una velocidad máxima de 167 km/h.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no