Motos

Qué moto se puede conducir con 14 años en España

El permiso de clase AM sustituyó a la licencia de ciclomotor en 2010 y permite pilotar vehículos de dos ruedas que no superen los 50cc.

ciclomotor

Varios ciclomotores y escúteres estacionados.

Quien todavía se pregunte qué moto se puede conducir con 14 años en España, y al parecer eso sucede en Google, demuestra que los cambios normativos tardan cierto tiempo en calar. Casi 12 años: desde el 1 de septiembre de 2010 nadie puede conducir legalmente una moto en España con esa edad, pero sí con 15 años recién cumplidos. 

Esa es la función específica del permiso de conducir de clase AM, que sustituyó a la vieja licencia de ciclomotor y faculta para pilotar a partir de los 15, precisamente, “ciclomotores de dos o tres ruedas y cuatriciclos ligeros”. Unas líneas más adelante, el Reglamento General de Conductores añade una excepción: “Hasta los dieciocho años cumplidos [el permiso AM] no autorizará a conducir los correspondientes vehículos cuando transporten pasajeros”.

Y sin que importe la edad del piloto, en ningún caso se podrá circular con ciclomotores por autopistas o autovías, y cuando se vaya por carreteras convencionales habrá que hacerlo por el arcén. Y si este no existe, se deberá ocupar el mínimo imprescindible de la calzada. En cualquier vía, por otra parte, la velocidad máxima es de 45 km/h.

A quien se haga la pregunta original podrá interesarle que para obtener el permiso AM para ciclomotores los aspirantes deben superar las pruebas psicotécnicas (comunes a cualquier permiso) y un examen teórico sobre normas y señales de circulación. El test consta de 20 preguntas (en lugar de las 30 que tiene el de coche o moto) y se supera con un máximo de dos fallos.

A la prueba teórica se añade un examen en pista que exige superar las maniobras específicas para ciclomotores, que son dos. Por un lado, un zigzag a velocidad reducida para sortear cinco jalones sin salirse de la zona delimitada; por otro, una prueba de circulación por una franja de anchura limitada. 

Los ciclomotores más vendidos

Los ciclomotores, con una cilindrada máxima de 50cc, los pueden pilotar quienes posean los permisos AM, A, A1 y A2 de moto, y los conductores con el permiso B de coche. Estos fueron los más vendidos en España en 2021, según datos de la patronal de las dos ruedas, Anesdor.

  • Rieju MRT 50 // 1.766 unidades. Una moto de enduro que pesa 85 kilos y está adaptada también para su uso en asfalto. Tiene frenos de disco (de 260 milímetros delante y de 200 milímetros detrás) y ruedas de 20 pulgadas delante y 18 pulgadas detrás. Cuesta desde 2.861 euros.
  • Peugeot Tweet 50 // 1.512 unidades. Un modelo pensado para la ciudad con 3 CV de potencia, ruedas altas (16 pulgadas) y una autonomía de 190 kilómetros (consume 2,4 litros cada 100 kilómetros). A la venta por 2.335 euros.
  • Kymco Agility City 50 // 1.094 unidades. El modelo es uno de los más asequibles del mercado. Se vende por 1.799 euros con un motor de 3 CV, ruedas de 12 pulgadas y un peso de 97 kilos.
  • Niu NQi Sport // 1.047 unidades. Un ciclomotor eléctrico ideado para una movilidad urbana sin emisiones. Tiene una batería de 2,1 kWh situada bajo el asiento y extraíble para facilitar la recarga. Homologa una autonomía de 70 kilómetros y está a la venta desde 2.599 euros.
  • Piaggio Liberty 50 // 821 unidades. El modelo de acceso a la familia Liberty, que también incluye versiones de 125cc, tiene ruedas de 14 y 16 pulgadas (más grande la delantera) y una potencia de 3CV. Se vende desde 2.499 euros.

Sobre la firma

Periodista especializado en seguridad vial. Editor y redactor de El Motor desde 2016. Empezó a escribir de fútbol en 1998 en Diario 16 y ha trabajado en varios proyectos de Prisa Media desde 2000. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, es autor de ‘Aquí no se rinde ni Dios’ (2020).


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no