Pruebas

Ford Tourneo Connect: cuando la versatilidad se hace coche

Su amplia versatilidad y última tecnología convierte este Tourneo en una opción de lo más interesante ya sea para el trabajo o para el ocio.

Ford

El nuevo Ford Tourneo Connect (fruto de la colaboración con Volkswagen y similar al Caddy) es lo que la marca denomina ‘un vehículo multiactividad’. Y no les falta razón, ya que su espacio y versatilidad a bordo, unido a la tecnología que incorpora, le hace igual de interesante ya se busque un vehículo para el trabajo diario, un medio de transporte familiar o incluso un coche que sirva para dar rienda suelta al ocio del fin de semana.

Con un precio que parte de los 28.397 euros, este Tourneo ofrece una capacidad de siete plazas, dos longitudes de carrocería, tres acabados, tres motores (dos diésel y un gasolina), cambio manual o automático y, por primera vez, hasta tracción integral.

Lo más interesante, en el interior

Y es que esa funcionalidad que ofrecen sus siete plazas es de lo mejorcito del mercado. Para empezar, cuenta con esos siete asientos tanto en los modelos L1 de batalla corta como L2 de batalla larga. Cuando no se utilizan, la segunda y la tercera fila de asientos se pueden plegar, abatir o retirar para crear una espaciosa zona de carga de hasta 3,1 metros cúbicos de volumen. El asiento del pasajero delantero también se puede plegar para permitir el transporte de objetos de hasta 3 metros de longitud.

Además, cuenta con prácticas puertas laterales deslizantes en cada lado, que facilitan un cómodo acceso a las plazas de la segunda fila o incluso de la tercera, al plegar y abatir los asientos que se sitúan tras el conductor y el acompañante.

Ford
Los asientos se pueden abatir, plegar o retirar. El acceso a la tercera fila no está mal.

En los acabados Titanium y Active (existe otro, denominado Sport) se puede optar a montar asientos ergonómicos con banqueta ampliable para las piernas y una ergonomía certificada por la organización alemana AGR.

Tras el volante dispone de un cuadro de relojes digital en una pantalla de 10,25 pulgadas y configurable de cuatro formas distintas, en las que la información presentada puede cambiar y disponerse a gusto del conductor.

En el centro, cómo no, se coloca la pantalla de infoentretenimiento de 8,25 pulgadas de serie o de 10 en opción. Cuenta con navegación Online5 que utiliza datos en la nube para ofrecer actualizaciones adicionales en directo.

Ford
Esta pantalla de infoentretenimiento es la más grande, de 10,25 pulgadas. De serie es de 8,25.

Por lo que se refiere a la tecnología, hasta 19 sistemas de asistencia diferentes ayudarán al conductor en las más diversas áreas y entre ellos, cuenta con control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril o asistente de precolisión con frenado automático de emergencia.

Especialmente interesantes en este vehículo son el asistente de aparcamiento o el nuevo sistema ‘Pro Trailer Backup Assist’ que ayuda a maniobrar marcha atrás si se lleva un remolque enganchado.

Mecánicas disponibles

Todos los motores ofrecidos son de cuatro cilindros y turboalimentados. Para empezar, hay un motor de gasolina EcoBoost de 1,5 litros y 114 CV, con 220 Nm de par. A este se le unen dos diésel EcoBlue que ofrecen 122 CV y 320 Nm de par, o 102 CV y 280 Nm.

Además del cambio manual de seis velocidades de serie para los tres motores, los más potentes de gasolina o diésel podrán montar también un cambio automático PowerShift de siete velocidades y doble embrague. Este cambio añade levas al volante para su uso secuencial y cuenta con el modo Sport, que maximiza las prestaciones del motor.

Ford
El portón trasero, de apertura vertical, necesita bastante espacio.

Respecto a la tracción total, presente por primera vez en este vehículo, estará disponible solo con el motor diésel EcoBlue de 2.0 litros y 122 CV con caja de cambios manual. El modo de actuación de esta tracción es distribuir automáticamente el par entre las ruedas, en función de la adherencia del terreno.

En marcha

Además de su modulable interior, el Ford Tourneo Connect se conduce prácticamente igual que un turismo. Es cierto que es más alto, pero a la hora de conducirlo, lo que puede dar la sensación de llevar una furgoneta es más visual que dinámica, ya que el techo se sitúa más alejado, pero su agilidad resulta muy notable.

La unida probada, diésel de 122 CV con cambio automático, tiene una respuesta contundente en cualquier situación y resulta la más recomendable si se va a cargar habitualmente con gran parte del pasaje o a llevar mucha carga.

Y es que su par motor de 320 Nm proporciona mucho empuje en cualquier situación. Además, el cambio automático acompaña muy bien, gracias a su rápido funcionamiento. Por cierto, el pequeño selector del cambio es agradable de accionar pero, sobre todo, útil, ya que no sobresale ni estorba como una clásica palanca de cambios.

Sobre la firma

Periodista especializado en motor desde hace más de 20 años, ha trabajado en diferentes gabinetes de prensa (Federación Española de Automovilismo o Circuito del Jarama) y medios especializados (Motor 16, Marca Motor o Auto Bild). Apasionado de coches, motos y, ahora también, de los cacharros con alas.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no