Pruebas

Comparamos dos híbridos y dos eléctricos: ¿qué coche es mejor?

Dos modelos 100% eléctricos y dos híbridos enchufables que circulan con baterías en ciudad y con motores de gasolina para viajar: Nissan Leaf, Renault Zoe, Kia Niro PHEV y Mitsubishi Outlander PHEV.

coches electricos

De izquierda a derecha, Kia Niro, Renault Zoe, Nissan Leaf y Mitsubishi Outlander. / reportaje fotográfico: enrique brooking

El futuro ya está aquí. La movilidad eléctrica es un hecho y en esta prueba se enfrentan cuatro automóviles con las dos tecnologías a pilas disponibles en la actualidad. Por un lado, dos modelos 100% eléctricos que solo se mueven con sus baterías. Por otro, dos híbridos enchufables (PHEV), que equipan un módulo eléctrico con pilas más pequeñas para trayectos urbanos y un motor convencional para viajar.

Los cuatro presentan diferencias de tamaño y precio y no son totalmente comparables, porque la oferta es aún incompleta. Pero permiten ver sus ventajas y valorar las tecnologías. Así, entre los primeros, el nuevo Nissan Leaf se impone al Renault Zoe, referencia a superar hasta ahora en coches eléctricos puros. En la otra pareja, el Kia Niro PHEV domina al Mitsubishi Outlander PHEV, otro modelo que marcaba el paso en su categoría.

Los coches 100% eléctricos van ajustando sus precios, pero siguen siendo más caros que los equivalentes de su tamaño. Sin embargo, tienen el coste de uso imbatible en ciudad, porque permiten recorrer 100 kilómetros con poco más de 2 euros. Y el gasto puede bajar a solo 0,50 euros con las tarifas eléctricas nocturnas, frente a los 7 euros de los diésel más eficientes.

Además, disfrutan de otras ventajas para rentabilizar el sobreprecio: no pagan aparcamiento regulado ni impuesto de matriculación en algunas ciudades, pueden utilizar los carriles de alta ocupación y hasta evitan el peaje en algunas autopistas. En contrapartida, no pueden cumplir como coche único familiar: su autonomía real, aunque se acerca ya a 300 kilómetros reales, no permite viajar, al menos mientras no haya una red de carga rápida en las autopistas.

Los híbridos enchufables, en cambio, ofrecen lo mejor de los dos mundos: pueden circular unos 50 kilómetros en ciudad con las baterías y tienen otro motor de gasolina para viajar. Y aunque son también caros, cumplen como coche único igual que los modelos de su tamaño. Por lo demás, los cuatro tienen la etiqueta Eco de Tráfico, que les exime de limitaciones para acceder y aparcar en las ciudades con episodios de alta contaminación.

 

EN POCAS PALABRAS
El nuevo Nissan Leaf domina en los eléctricos. Tiene algo menos de autonomía, 262 kilómetros en la prueba, pero ofrece un interior más amplio y moderno, y un buen equipo de serie, sobre todo en seguridad. Y está a la venta desde 32.900 euros.

El Renault Zoe es más pequeño, pero se impone en autonomía —292 kilómetros— y es imbatible en ciudad, con un coste de uso mínimo. Además, tiene un precio ajustado, aunque viene poco equipado: 27.200 euros con baterías y 19.700 si se alquilan (69 euros al mes).

El Kia Niro PHEV es el mejor entre los enchufables porque tiene algo más de autonomía eléctrica en ciudad y gasta la mitad al agotar las baterías y en los viajes. Y aunque es más pequeño y tiene poco maletero, sale más económico: desde 25.500 euros.

El Mitsubishi Outlander PHEV es el más grande, amplio y completo como familiar, y viene más equipado. Pero le penaliza el precio, 38.725 euros, y el consumo, que sube mucho al agotar las baterías.


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Los dos modelos eléctricos se impulsan solo con la energía de sus baterías (41 kWh de capacidad el Renault y 40 kWh el Nissan). El primero tiene un motor eléctrico de 92 CV, y el otro, de 150 CV. Y no necesitan cambio, porque ofrecen un rango de revoluciones muy amplio, entregan la máxima potencia al instante en cuanto se acelera y la mantienen de forma casi constante. Los dos enchufables combinan un motor de gasolina y el módulo eléctrico con baterías más pequeñas.

El Kia equipa un 1.6 de gasolina (105 CV) y otro eléctrico (60,5 CV) que rinden 141 en total. Y baterías de 8,9 kWh con 58 kilómetros de autonomía oficial. El Mitsubishi equipa un 2.0 de gasolina (121 CV) y dos eléctricos (41 CV) que suman 203 CV, y al ir acoplados uno en cada eje, ofrecen tracción 4×4. Y añade unas baterías de 12 kWh con 54 kilómetros de rango de uso y unas levas en el volante para regular la retención y recargar más al frenar. ⇒ Más información 

CONSUMOS Y EMISIONES

Los eléctricos recorren 100 kilómetros con 2 euros (0,50 con tarifa nocturna), frente a 7 de los mejores diésel. Así lo han confirmado en la prueba, con un 50% en ciudad, 30% en autopista tipo M-30 y 20% en carretera de doble sentido. Las emisiones de CO2 son nulas en los eléctricos y también en los enchufables, aunque solo cuando circulan con las baterías. Y suben a 29 g/km de media en el Kia y a 41 g/km en el Mitsubishi en los primeros 100 kilómetros de uso. ⇒ Más información

VIDA A BORDO

Las diferencias de tamaño condicionan el espacio interior, pero todos tienen cinco plazas. El más amplio con diferencia es el Mitsubishi, que ofrece más anchura en todas las plazas y un espacio para las piernas muy generoso atrás. Además, permite reclinar un poco los respaldos y es el mejor para llevar cinco adultos.

El Nissan es algo más estrecho, pero muy desahogado en la zona de las rodillas, y resulta más apropiado para cuatro personas. El Kia, en cambio, es algo más ancho y permite llevar cinco pasajeros. El Renault tiene medidas de utilitario, con un interior más pequeño y menos espacio para las piernas, y solo permite alojar cinco pasajeros en trayectos cortos o casos de apuro. ⇒ Más información

AL DETALLE

Nissan Leaf. Vanguardista y consistente.
Renault Zoe. Más pequeño, pero completo e idóneo en la ciudad.
Kia Niro PHEV. Polivalencia asequible.
Mitsubishi Outlander PHEV. Un familiar para todo y además enchufable. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

No sorprenden por su poder de seducción, pero tampoco desentonan, como pasa a veces con los modelos ecológicos. El Mitsubishi tiene un diseño con más presencia y explota su mayor tamaño y el poderío de las carrocerías SUV, con unos trazos sólidos y un frontal elegante que transmiten robustez. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Diferencias de precio importantes entre los cuatro. Todos son caros, porque las baterías elevan todavía mucho los costes, pero el Renault es el más asequible, 27.200 euros con los descuentos, que se quedan en 19.700 si se adquiere sin baterías y se alquilan: 69 euros mensuales (hasta 7.500 kilómetros de uso al año), con un incremento de 10 euros más al mes cada 2.500 kilómetros extra que se hagan o 2 euros más cada 500 kilómetros más. El Nissan sube a 32.900, apenas 400 euros más que el Kia Niro PHEV, que cuesta 32.560. Y el Mitsubishi refleja su mayor tamaño y equipo de serie en el precio, y sube a 38.725 euros. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

El Nissan domina entre los eléctricos y el Kiaen los híbridos enchufables. El Leaf ofrece una imagen y habitabilidad correctas, una autonomía ampliada y suficiente para el día a día y los viajes de hasta 250 kilómetros, y un gran equipo de seguridad. Pero todavía sale caro. El Nirocumple como coche único: ofrece un interior práctico, aunque justo de maletero, autonomía para el uso diario y un motor de gasolina para viajar con un consumo muy bajo, unos cinco litros. El Zoees imbatible como urbanita, porque tiene una autonomía imbatible en ciudad, cinco plazas justas y un buen maletero. Y un precio asequible, sobre todo alquilando la batería. El Mitsubishi es el más grande, amplio y completo como familiar: puede circular a diario con las baterías y viajar sin limitaciones con el motor de gasolina, pero, como corre y pesa más, gasta también más. Y aunque viene mejor equipado, es el más caro.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no