Pruebas

Cuatro SUV innovadores, mestizos y sorprendentes: imagen y diseño

BMW X4 xDrive 2.0d Aut., Mercedes GLC Coupé 250d 4M, Kia Niro 1.6 GDi HEV Drive, Toyota C-HR Hybrid Advance: dos todocaminos exclusivos con motores turbodiésel y otros dos modelos compactos más populares y económicos.

SUV

De izquierda a derecha, Toyota C-HR, Kia Niro, Mercedes GLC Coupé y BMW X4.

Triunfa la contundencia del Mercedes, que destaca por su diseño rompedor, con un frontal elegante y expresivo, una cintura alta muy deportiva y una zaga elevada, maciza y voluptuosa, aunque quizás algo excesiva, que reafirma su poderío. El Toyota y el BMW están también muy logrados. El C-HR aporta una interpretación futurista de la deportividad, con un frontal en cuña de trazos limpios, un lateral ascendente con mucha chapa y muy poco cristal atrás, y una zaga de cintura muy alta y luneta estrecha que dinamizan su imagen.

El X4 presenta un rostro deportivo con clase y carácter, una vista lateral estilizada con la silueta cupé bien marcada y una trasera elevada con los nervios resaltados que culmina el conjunto. El Kia es el más discreto y busca la eficiencia de su mecánica híbrida con una carrocería más baja y de ángulos más cuadrados atrás que amplía el espacio interior. Pero aporta un frontal atractivo con estilo propio y una imagen equilibrada.

En el diseño interior, el Mercedes es el más elegante y exclusivo, y está repleto de detalles con clase. El BMW mantiene su diseño clásico, más discreto, pero con estilo propio y calidad. El Toyota es muy moderno y original, con un salpicadero trabajado y vanguardista. Y el Kia mantiene un diseño de trazos rectos que resulta más impersonal.

SUV

El salpicadero del Toyota C-HR.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no