Pruebas

Hyundai i10, un coche manejable, asequible y que sirve para casi todo

El pequeño de la marca coreana gana en personalidad, comodidad y seguridad, y se vende desde 10.690 euros.

Hyundai i10

El nuevo Hyundai i10, en marcha.

El Hyundai i10 llegará a finales de este mes y es un coche completamente nuevo y que supone el tercer relevo generacional del modelo que debutó en 2007 para sustituir al Atos, anterior utilitario de la gama Hyundai. Un pequeño coche polivalente que sube de categoría, ganando en personalidad, comodidad y seguridad. Y contiene su precio a partir de 10.690 euros aplicando los descuentos de la marca.

Al conducirlo transmite la sensación de un coche más asentado que el anterior. Ha ganado precisión en la dirección y seguridad en las curvas. Pero también es más cómodo y sirve para viajar por todo tipo de carreteras. Incluso por autopistas rápidas ya que ha mejorado su estabilidad y su aerodinámica, bajando su Cx de 0,32 a 0,31.

Tan solo desentona la rumorosidad mecánica, por encima de lo deseado, que se hace notar sobre todo al mantener cruceros elevados.

El nuevo Hyundai i10 se ha desarrollado sobre otra plataforma diferente que el de la generación anterior, la misma que utiliza el Kia Picanto y denominada “K”. Respecto al modelo que le precede, el actual conserva las proporciones propias del segmento más pequeño, pero su carrocería crece un centímetro de largo alcanzando los 3,67 metros y es dos centímetros más ancha (1,68 metros).

Más espacio para los pasajeros

Pero lo más relevante en el nuevo Hyundai i10 es que su distancia entre ejes es cuatro centímetros mayor, trasladándose este incremento a su capacidad interior, en concreto a la amplitud de las tres plazas traseras a nivel de las piernas. Sin embargo, el maletero conserva la misma capacidad (252 litros), suficiente para alojar tres maletas pequeñas. Pero gana en practicidad ya que su nivel de carga está 2,9 centímetros más bajo que en el modelo anterior. Y además dispone de un compartimento inferior para guardar objetos y los respaldos posteriores pueden abatirse con una sola mano.

El aspecto exterior del Hyundai más ciudadano ha ganado fuerza gracias a las aristas del capó, las aletas más marcadas y unas llantas de 16 pulgadas. Además, la identidad del modelo se recalca con un logo lateral y detalles exteriores e interiores decorados con una trama hexagonal. Y puede ser bicolor, con una pintura de techo negra o roja, proponiendo una gama de 22 combinaciones distintas a elegir. Por dentro, un nuevo diseño más actual pone de relieve una mejora general en la calidad de los materiales.

La oferta mecánica del Hyundai i10 solo contempla motores de gasolina: un tres cilindros 1.0 (67 CV) y un cuatro cilindros 1.2 (84 CV) que registran unos consumos homologados respectivos de 4,2 y 4,5 litros. Y en los dos el cambio puede ser manual o automático (del tipo robotizado), ambos con cinco relaciones. Y en primavera llegará la versión más deportiva 1.0 T-GDi con turbo (100 CV), de acabado N Line y cambio manual de cinco marchas.

Equipo a la última

El equipo de a bordo se ha puesto al día, mediante las aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto más una nueva pantalla táctil multifunción de 8 pulgadas. Y también aporta detalles muy avanzados para este segmento, como el cargador por inducción o la tecnología telemática Bluelink, que permite transferir datos en tiempo real (climatología, tráfico, aparcamientos disponibles, gasolineras y sus precios,….etc).

Y otro punto fuerte del nuevo Hyundai i10 es su dotación de seguridad. Incluye de serie la frenada de emergencia con detección de peatones, luces largas automáticas, asistencia de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, alerta de distracción del conductor y servicio de llamada eCall automático en caso de emergencia.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no