Pruebas

Hyundai Kona: la exitosa receta del Tucson aplicada a un SUV pequeño

El acertado diseño del todocamino coreano se complementa con un comportamiento ágil, sólido y aplomado en todos los trazados.

Hyundai Kona

Un SUV pequeño que demuestra aplomo en todos los terrenos.

Imagen, calidad y consistencia. Es la receta del éxito del Hyundai Tucson y es la que aplica también su hermano menor el Hyundai Kona, un SUV pequeño y urbano que cumple en ciudad y carretera. Y la completa con unos precios más agresivos y competitivos: desde 18.990 euros, 13.990 con los descuentos.

El Hyundai Kona mide 4,16 metros de largo y se lanza al mismo tiempo que los Citroën C3 Aircross, Kia Stonic y Seat Arona. Los cuatro competirán con los Peugeot 2008 y Renault Captur, que dominan las ventas en España junto a los Opel Mokka X, Nissan Juke y otros protagonistas. Y lo que está en juego es el liderato entre los SUV pequeños, la categoría de moda que con 130.000 unidades previstas en 2017 puede convertirse pronto en la de mayor volumen del mercado, por encima de utilitarios y compactos, dominadores históricos.

El modelo coreano reúne las claves que se necesitan para triunfar. La primera es la imagen, porque propone un diseño moderno con personalidad propia. Destaca el frontal, rotundo y consistente, que incluye detalles elaborados, como la tira superior de faros led, una elegante parrilla de nido de abeja o las entradas de aire bien resueltas que dan un toque sofisticado. Y tanto la línea lateral como la zaga, sólidas y musculosas, acentúan su carácter.

En el interior sucede lo mismo, y aplica un diseño cuidado y materiales aparentes que transmiten calidad y robustez. Y permite personalizar las tapicerías con costuras en hilo negro, amarillo o rojo para crear un ambiente moderno y bien rematado. Además, es más amplio de lo habitual en su tamaño, sobre todo en anchura, atrás ofrece un espacio suficiente para las piernas y tiene un maletero aceptable (361 litros y 1.143 con respaldos abatidos).

Pero lo mejor del Hyundai Kona es sin duda el tacto de conducción, que transmite las sensaciones de un coche más grande: tiene unos mandos muy suaves, la suspensión filtra todo sin que apenas se note dentro y está muy bien insonorizado. Y ofrece una dirección precisa y un comportamiento ágil, sólido y aplomado que transmite seguridad en todos los trazados.

La gama incluye dos motores de gasolina: 1.0 turbo de 120 CV y 1.6 4×4 automático de 176 CV(desde 13.990 y 23.790 euros). A lo largo de 2018 llegarán los 1.6 diésel de 115 y 136 CV y dos versiones 100% eléctricas con autonomías récord: 350 y 500 kilómetros.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no