Supercoches

Ferrari estrena el motor más potente de su historia en el Daytona SP3

El superdeportivo, con un motor 6.5 V12 de 840 CV, se fabricará en una serie limitada de 599 unidades y costará dos millones de euros más impuestos.

Ferrari Daytona SP3

El Ferrari Daytona SP3 monta el motor más potente de la historia de Ferrari.

Con el Ferrari Daytona SP3 la marca italiana apuesta de nuevo a la exclusividad en formato superdeportivo: una tirada limitada de 599 unidades, cada una con un precio de dos millones de euros a los que hay que sumar impuestos.

Ferrari continúa así con su serie de modelos especiales SP, que ya inició hace dos años con los Monza SP1 y SP2, aunque en aquella ocasión se trataba de dos superdeportivos tipo barchetta (descapotables sin parabrisas) con una y dos plazas.

En el caso del Daytona SP3, se trata de un hiperdeportivo que apunta al tope de gama del fabricante, Toma la base del Ferrari LaFerrari, pero que opta por un camino mecánico distinto a este: prescinde de cualquier tipo de electrificación.

En vez de ello, confía en un bloque 6.5 V12 atmosférico que se convierte en el motor más potente que jamás ha fabricado la marca, pues desarrolla 840 CV de potencia que van acompañados de 697 Nm de par máximo. El propulsor se combina con una transmisión automática de doble embrague y siete relaciones y manda toda la fuerza a un eje trasero, que dispone de un diferencial de deslizamiento limitado.

Gracia a ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,85 segundos, alcanzar los 200 km/h desde en parado en 7,4 segundos y conseguir una velocidad máxima que supera los 340 km/h.

A conseguir dichas prestaciones también ayuda el hecho de haber empleado un chasis monocasco de fibra de carbono, así como otro tipo de materiales ligeros, lo que ha contenido el peso del deportivo a 1.485 kilos en seco. Además, se reparten al 44/56 entre ambos ejes.

Diseño exclusivo

El modelo está inspirado por el podio que copó Ferrari con las tres primeras posiciones en las 24 Horas de Daytona en 1967, y su diseño está influenciado por algunos rasgos de los modelos de la marca de aquella época.

Aunque toma la base del Ferrari LaFerrari Spider, algo que se puede apreciar en sus proporciones, su imagen es completamente distinta, empezando por el hecho de ser un descapotable tipo targa con un techo de paneles duros que se puede desmontar.

El incisivo frontal luce una amplia toma de aire en el paragolpes, ascendiendo rápidamente hasta unos voluminosos pasos de rueda (en los que están instalados los retrovisores), pero son los faros los elementos más destacados, puesto que tienen un sistema de apertura que se asemeja al de párpados, reinterpretando en cierta manera el formato pop-up tan popular en las últimas décadas del siglo pasado.

Ferrari Daytona SP3

La vista lateral deja clara su esculpida silueta, con una línea de cintura claramente ascendente que llega hasta una zaga estructurada en lamas horizontales, siendo la superior los grupos ópticos y dejando la doble salida de escape central justo por encima del prominente difusor.

En el habitáculo resulta llamativo que los dos asientos, que disponen de arneses de cuatro puntos, vayan integrados directamente en la estructura del chasis. Además, se ha optado por un enfoque minimalista en el que toda la información quede recogida en el cuadro de instrumentos, formado por una pantalla curva de 16 pulgadas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no