Supercoches

El “pequeño” Boxster está aquí

Porsche celebra los 20 años del descapotable lanzando las versiones con motor de cuatro cilindros turbo con 300 y 350 CV.

El “pequeño” Boxster está aquí

En diciembre se confirmaba lo que llevaba un tiempo rumoreándose: por primera vez en su historia, Porsche montaría en alguno de sus modelos un motor tetracilíndrico turbo. Los clásicos bóxer de seis cilindros hacen hueco a los “pequeñines”, que se estrenan tanto en el Boxster que os traemos hoy, como en el Cayman.

Ambos deportivos, además, cambian sus nombres por el de 718 Boxster y 718 Cayman en  referencia al 718, un vehículo de competición que se fabricó entre los años 1957 y 1962 y que montaba este tipo de motor.

Pero centrémonos en el descapotable, que además en 2016 cumple 20 años. El estreno de su nueva versión de acceso tendrá lugar en el Salón de Ginebra, pero la marca alemana ya ha facilitado todos sus detalles.

Respecto al modelo previo cambia todo excepto el maletero, el techo de lona y el parabrisas; aunque conserva un diseño clásico, estrena nuevos grupos ópticos, paragolpes y el listón trasero que une los pilotos. Sin embargo lo más importante es obviamente el motor.

Habrá dos versiones, 718 Boxster y 718 Boxster S. El primero monta un bloque 2.0 de 300 CV y 380 Nm de par, mientras que el segundo cuenta con un 2.5 de 350 CV y 420 Nm de par máximo.

En ambos casos se combinan de serie con una caja de cambios manual de seis relaciones, pero lo que llama la atención es la nueva transmisión automática PDK opcional. ¿Por qué? Porque cuenta con un sistema de “ahorro de combustible” por el que a velocidades de crucero se engranan parcialmente a la vez dos marchas (segunda y tercera, tercera y cuarta, etc) para mejorar la eficiencia y el consumo.

Los dos también pueden montar el ya conocido paquete ‘Sport Chrono’. Con éste y la caja PDK el 718 Boxster acelera de 0 a 100 en 4,7 segundos (0,7 más rápido que su predecesor) y alcanza los 275 km/h d epunta. Con idéntica configuración el S completa el sprint en 4,2 segundos (0,6 menos) y llega a 285 km/h.

Debido a los nuevos propulsores Porsche también ha realizado cambios a nivel de chasis, al dirección es un 10% más directa y se ha trabajado en el reparto de pesos.






Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no