Supercoches

McLaren Speedtail: el hiperdeportivo de los dos millones de euros

Sucesor del mítico F1, tiene tres asientos, el puesto de conducción en posición central, más de 1.050 CV y promete 403 km/h de punta.

McLaren Speedtail

Su alargada silueta tiene como objetivo optimizar la aerodinámica.

En los años noventa el McLaren F1 se convirtió en uno de los deportivos míticos de la historia por varias razones: su rendimiento, su diseño o la peculiaridad de contar con el puesto de conducción en el centro, entre otros factores. Por eso los aficionados llevan mucho tiempo clamando por un sucesor y, aunque la marca británica se ha tomado su tiempo, ya está aquí: así es el McLaren Speedtail.

La firma lo define como el primer hyper-GT, como el deportivo de calle definitivo (aunque cueste creer que esté homologado para circular por carretera). Su diseño tiene rasgos reconocibles de otros modelos de la casa, pero se ha hecho especial hincapié en su aerodinámica, optimizándola al máximo con detalles como el bajo techo con forma de cúpula, la alargada zona trasera o el hecho de que las ruedas delanteras estén carenadas.

Es un vehículo muy largo, con una carrocería que llega hasta los 5.140 milímetros y un chasis monocasco, ambos componentes hechos de fibra de carbono, lo que además ayuda a conseguir un peso contenido de 1.430 kilos. La búsqueda de la ligereza está presente en todo el deportivo: la suspensión activa (que permite rebajar la altura 35 mm) está hecha de aluminio y los discos de freno son carbocerámicos.

De su apartado mecánico poco se sabe, ya que McLaren no ha entrado en mucho detalle. Utiliza un sistema de propulsión híbrida con un motor de gasolina y apoyo eléctrico que le sirve para entregar más de 1.050 CV de potencia. De lo que sí ha desvelado más datos es de sus prestaciones, afirmando que su velocidad máxima será de 403 km/h y que solo necesita 12,8 segundos para acelerar de 0 a 300 km/h.

Su habitáculo es otro punto interesante ya que reedita la configuración de tres plazas del F1, con el conductor en el centro y un puesto de conducción realmente tecnológico a su disposición: la información se muestra en tres pantallas digitales y a estas se suman otras dos en las que se emiten las imágenes capturadas por las cámaras que hacen las funciones de retrovisores.

Su precio es de unos dos millones de euros, pero poco importa el dato: las 106 unidades que se van a producir del McLaren Speedtail están vendidas. Sus afortunados dueños tendrán que esperar hasta principios de 2020 para recibirlas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no