Tecnología

Smart Wallet, el sistema de Jaguar-Land Rover para ganar dinero al volante

El coche recopilará datos de la conducción como atascos, baches o accidentes y los 'venderá' a terceros; los automovilistas podrán recibirán a cambio criptomonedas.

Smart Wallet Jaguar Land Rover

Integrado en el vehículo, el sistema intercambia datos por criptomoneda.

El Grupo JaguarLand Rover tiene una propuesta para que sus clientes ganen dinero mientras conducen. El sistema Smart Wallet intercambiará la información extraída por el vehículo por criptomonedas que el conductor sumará a su cuenta personal y que podrá gastar de varias maneras.

Con la tecnología de la que disponen los modelos de Jaguar y de Land Rover, y utilizando una conexión a Internet, no es difícil compartir los datos recopilados por los coches, tales como el estado del tráfico, la presencia de agujeros o baches en la carretera, etc. La compañía británica propone dar esa información a terceros interesados en ella, como pueden ser las autoridades locales o compañías especializadas en navegación, consiguiendo un beneficio para el bolsillo de quien va al volante.

Aunque el grupo no ha concretado cuánto se pagaría por el servicio, sí ha afirmado que la transacción de la criptodivisa estará libre de impuestos. Además, el sistema estaría integrado del tal manera que podría utilizarse para pagar automáticamente peajes, aparcamientos o, en el caso de aquellos propietarios de un híbrido enchufable o un eléctrico, la recarga de sus vehículos.

Jaguar-Land Rover apunta que el sistema también tiene un impacto importante en su plan Destination Zero, que busca llegar a cero emisiones, cero accidentes y cero atascos. “La tecnología Smart Wallet podría ayudar a reducir los embotellamientos porque la información compartida podrá avisar a otros conductores para que escojan una ruta alternativa y así eviten el atasco”, han explicado.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no