Tecnología

Los camiones con retrovisores inteligentes que lo ven todo

MAN presenta su nueva gama como modelos cargados de tecnología centrada en el respeto de los usuarios vulnerables y del medioambiente.

MAN OptiView

El MAN OptiView prescinde de los retrovisores tradicionales.

Los camiones son uno de los vehículos más habituales que hay en las carreteras, uno que, por tamaño y pesaje, exige mayor cuidado a la hora de conducir y de interactuar con el resto de usuarios. En MAN son conscientes de ello, motivo por el que presentan una nueva generación de modelos cargados de tecnología para crear el Camión Socialmente Responsable (RSC).

El enfoque de la compañía es triple. Por un lado, la responsabilidad hacia los usuarios más débiles de la vía; por otro, hacia el medioambiente, y, para terminar, hacia los propios camioneros, que durante sus largas jornadas hacen de su lugar de trabajo una segunda casa.

Ver todo lo que es casi imposible ver

Quien no haya montado en un camión no es consciente de que, desde una posición de conducción tan elevada, resulta difícil (o imposible) ver todo lo que hay alrededor del vehículo.

Para cambiar esto, MAN ha presentado OptiView, un sistema que combina múltiples cámaras con software para eliminar los ángulos muertos. De un modo similar a los vistos en marcas de automóviles como Audi o Lexus, se prescinde de los retrovisores al uso, reemplazándolos por cámaras.

Sin embargo, en este caso apuntan en múltiples ángulos (hacia atrás, hacia la parte inferior de los laterales, justo debajo del frontal) formando una imagen compuesta que se muestra en dos grandes pantallas situadas en el interior de la cabina. De esta manera se consigue evitar cualquier punto ciego y el sistema varía la imagen que ofrece en función del tipo de conducción (por ejemplo, cambia el zoom en función de la velocidad a la que se circule).

Evitar los accidentes antes de que ocurran

El sistema OptiView permite a los camioneros ser más conscientes de lo que les rodea, algo cada vez más importante dado el auge de sistemas de transporte como bicicletas o patinetes eléctricos, que a menudo se cuelan por cualquier hueco, sin saber sus usuarios que los conductores de otros vehículos muchas veces ni los ven.

Pero el sistema de cámaras no opera solo, sino que dispone de un conjunto de asistentes que intervienen en la conducción para evitar accidentes.

En entornos urbanos, donde suelen estar presentes los usuarios vulnerables (en España ya hay nueve millones de usuarios habituales de bicis y patines), los sensores de radar y los avisos en los giros (tanto visuales como acústicos) ayudan a pasar por las intersecciones con el menor peligro posible.

A esto se suma una plétora de asistentes que son más comunes en los turismos, como el control de crucero adaptativo, que permite elegir la distancia respecto al coche precedente, el sistema de mantenimiento de carril, que reconduce el camión ante una salida involuntaria, o el asistente de cambio de carril. Esto permite que, una vez en carretera, el camionero solo tenga que guiar el volante del camión y que éste se encargue de todo lo demás.

Cuidar del medio ambiente

Con kilometrajes anuales tan grandes, siendo vehículos tan pesados y de gran tamaño, con motores de mucha potencia y transportando cargas voluminosas y de mucho pesaje, los camiones tienen a contaminar mucho.

Sin embargo, por el uso extensivo que se hace de ellos, cualquier mejora en su rendimiento que implique un menor consumo y emisiones, resulta en un recorte de contaminación considerable al final de cada año.

En este campo, MAN ha dotado a sus modelos de varios sistemas, entre ellos un navegador predictivo que también tiene en cuenta las pendientes, lo que le permite (junto con el control de crucero adaptativo) anticiparse a lo que está por venir.

Igual de interesante es el sistema que sirve para desarrollar dos niveles de potencia, 510 o 430 CV, en función de si está cargado o no, para no desperdiciar potencia (y hacer un gasto de combustible innecesario sin motivo, con las emisiones que ello conlleva) cuando se circula sin peso extra.

En conjunto, estas tecnologías recortan el gasto de combustible en un 3,7%, que equivale a un 1 litro cada 100 kilómetros, cantidad que puede parecer pequeña, pero que resulta significativa al final del año.

Que el conductor esté lo más cómodo posible

Con todo lo anterior, el conductor puede estar más relajado, ya que dispone de asistentes que le ayudan en su tarea, pero igual de importante es conseguir que se sienta a gusto, puesto que uno de estos profesionales puede llegar a hacer hasta 150.000 kilómetros anuales y pasar hasta 11 horas de descanso al día dentro del propio camión.

Por eso MAN ofrece una multitud de opciones de configuración para el habitáculo, que cumple las funciones de casa sobre ruedas para los camioneros: tipos de asientos, tapicería, altura de la cabina, tipos de cama y colchón, múltiples huecos de almacenaje o la posibilidad de incorporar nevera, microondas y televisión.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no