Tecnología

Mercedes AVTR, el coche que se controla con la mente

El prototipo eléctrico emplea interfaces cerebro-ordenador (BCI) que permite a los conductores controlar ciertas funciones con el pensamiento.

Mercedes AVTR

El Mercedes AVTR está inspirado por la película Avatar.

El Mercedes AVTR ha hecho acto de presencia en el Salón de Múnich 2021 (ya se presentó en el CES Las Vegas 2020) para demostrar a los visitantes que se puede controlar un vehículo solo con el poder de la mente.

El prototipo de Mercedes utiliza la tecnología de interfaz cerebro-ordenador para conectar al usuario con el vehículo, permitiendo que con sus pensamientos –y en función de adónde dirija la atención– se lleven a cabo determinadas funciones.

Para ello basta con que la persona se ponga un dispositivo con electrodos en la cabeza, que analizará la respuesta biométrica de su cerebro. El sistema proyecta puntos de luz en el salpicadero digital y el cerebro reacciona a ellos: según en cuál se fije la persona, las ondas cerebrales serán distintas; el dispositivo analiza la actividad del córtex en tiempo real y reconoce a qué punto está mirando el usuario. Entonces, el vehículo lleva a cabo la acción programada para este.

Por el momento se trata de una tecnología incipiente y que no tiene funciones realmente avanzadas, pero supone un primer paso que muestra que, a través de una conexión de este tipo, las reacciones de piloto y coche podrían ser más rápidas y coordinadas, lo que agilizaría maniobras y evitaría accidentes.

El equipo de desarrollo se inspiró en la película Avatar, de James Cameron. En ella, los Na’vi, habitantes del planeta Pandora, utilizaban una conexión neuronal a través de su pelo para conectar con sus monturas y así actuar al unísono.

Mercedes AVTR

Este enfoque también queda plasmado en el diseño del Mercedes AVTR, que se presenta como un gran turismo de silueta cupé, con escamas en la zaga, bulbosas ruedas y un interior de formas orgánicas. El habitáculo prescinde de un puesto de pilotaje al uso y presenta una enorme pantalla delantera similar a la hyperscreen que ya montan los modelos de la familia EQ de la casa.

Como no podía ser de otra manera, también es un modelo 100% eléctrico, con una potencia de 475 CV (350 kW), tracción integral, una batería de 110 kWh y una autonomía superior a 700 kilómetros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no