Se roba un coche cada 3 minutos: 10 consejos para que no sea el tuyo

Las sustracciones de coches se multiplican en la época veraniega, por lo que conviene extremar las precauciones.

Se roba un coche cada 3 minutos: 10 consejos para que no sea el tuyo

España acumula casi el 20 % de los robos de automóviles que ocurren en Europa.

El calor del verano es propicio para el descanso, la relajación, el despiste y el disgusto: los robos de coches se multiplican en esta época. Igual que ocurre con las viviendas, los periodos vacacionales son los preferidos por los ladrones para la sustracción de vehículos, que en España alcanzan anualmente las 155.000 unidades, según un informe de la empresa Detector; es decir, 425 coches diarios: un robo cada tres minutos y medio.

Para no sumarse a la estadística, conviene tomar algunas precauciones y estar siempre vigilante. Las cifras del estudio lo aconsejan: España acumula casi el 20% de los robos de vehículos de toda Europa, solo por detrás de Italia y Reino Unido.

CUIDADO EN LAS GRANDES CIUDADES

Madrid es la ciudad española donde más robos de coches se producen, con un 21%. La segunda es Valencia, con un 9,1%, seguida de Alicante (7,6%), Málaga (5,9%) y Sevilla (4,8%).

EL APARCAMIENTO

Si tenemos que estacionar en la calle siempre elegiremos, en la medida de lo posible, zonas bien iluminadas y transitadas. Ojo, tampoco pensemos que la alternativa es segura al cien por cien: en los aparcamientos subterráneos también puedes llevarte un susto, aunque estén vigilados. Una buena medida es dejar el coche lo más cerca posible de la garita del vigilante y en las áreas con más luz. Y esto vale para un parking público y para un centro comercial. No te relajes: aunque tú vayas al cine, los ladrones siguen trabajando. Si el aparcamiento es de pago, nunca dejes a la vista el ticket.

GARAJE COMUNITARIO

Cuando dejas el coche en casa lo haces con la despreocupación que genera la rutina, pero los cacos también actúan en los garajes comunitarios. Al entrar, espera a que se cierre detrás de ti la puerta y avisa a la Policía si ves a alguien sospechoso. También se puede echar mano de la tecnología y usar apps como Parkingdoor, que permite controlar, a través del móvil, quién entra y quién sale del garaje, y activar y desactivar el acceso de terceras personas en cualquier momento y en tiempo real, sin necesidad de prestar mandos o llaves físicas.

SISTEMA ANTIRROBO

Tanto si aparcas en la calle como si lo haces en un aparcamiento, estarás más seguro si colocas un antirrobo en algún sitio visible. Un ladrón sabe deshacerse de él, pero si a primera vista ve el volante bloqueado, probablemente elija otro vehículo. Sí, es la ley de la selva: la gacela no tiene que correr más que el león, sino más que otra gacela.

CERRAR EL COCHE

Lo dicho: el coche siempre cerrado, aunque vayamos a tardar 30 segundos en dejar al niño en el cole. Y mejor si cerramos con la llave. El mando a distancia resulta más cómodo, pero así nos aseguramos de que los hipotéticos ladrones que se encuentren cerca no puedan copiar el código. De esta manera también nos defendemos del uso de inhibidores, que inutilizan nuestro mando y hacen que el coche se quede abierto. En todo caso, más vale pasarse de prudentes y comprobar manualmente que la puerta no se abre.

QUITAR SIEMPRE LAS LLAVES

La segunda obviedad cae por su propio peso. Nunca, ni cuando repostes ni cuando estés en doble fila (incluso con otros ocupantes en el vehículo), dejes las llaves puestas. Hay quien no tiene reparos en llevarse el coche como se lo encuentre. Quita las llaves también si tienes un accidente leve: a veces los causan intencionadamente para robar tu vehículo cuando te bajas a ver qué ha pasado.

OBJETOS A LA VISTA

Bolsos, móviles, GPS, carteras… Que no se vea nada, tampoco cuando circules por ciudad. En un semáforo pueden reventar el cristal del copiloto y llevárselo todo. Y mejor si viajas con el seguro echado.

MALETERO

El maletero no deja ver su interior en muchos casos, pero tampoco resulta difícil de abrir para un experto. Si no dejas objetos de valor, no se los podrán llevar. En todo caso, si no te queda más remedio, hazlo en un momento en el que nadie te vea y antes de llegar a la zona donde vas a estacionar.

VACACIONES

Durante las vacaciones conviene que nuestra casa parezca habitada, y pasa lo mismo con el automóvil. No está de más que pidas a alguien que lo mueva de vez en cuando.

DISPOSITIVOS DE LOCALIZACIÓN

En el mercado existen sistemas de localización que no evitan la sustracción del vehículo, pero al menos facilitan su recuperación. Puedes instalar uno de ellos y, además, grabar en las ventanillas el número del bastidor y la matrícula.