Los cuatro SUV ‘premium’ que media Europa desea

Prueba del Audi Q5, BMW X3, Jaguar F-Pace y Mercedes GLC. Cuatro modelos medios de marcas de referencia, con motor turbodiésel, cambio automático y tracción 4×4.

Los cuatro SUV ‘premium’ que media Europa desea

De izquierda a derecha, GLC, Q5, F-Pace y X3. / reportaje fotográfico: enrique brooking

Los familiares más deseados. Los cuatro todoterrenos de esta prueba reúnen todo lo necesario para ser el objeto de deseo de muchas familias medias europeas, aunque solo algunas puedan permitírselo. Presentan diseños elegantes y atractivos, interiores amplios y cuidados, una calidad mecánica de referencia y la imagen y prestigio de sus marcas. Y son los SUV premium de tamaño medio de referencia.

Se impone el Mercedes GLC, pero solo un punto por delante del BMW X3, que precede también por la mínima al Audi Q5, mientras el Jaguar F-Pace es cuarto. Todos equipan motores turbodiésel de 170 a 190 CV, cambios automáticos de siete a nueve marchas y tracción 4×4.

El Mercedes GLC triunfa por su equilibrio de conjunto y sorprende por su motor, un 2.2 de 170 CV. Y es que, a pesar de ser a priori el menos potente, ofrece una respuesta y prestaciones algo superiores a los demás, en parte por su mayor cilindrada y también por el cambio de nueve marchas, que le permite llevar las primeras más cortas para ganar nervio. Pero ofrece también una línea con clase, un buen comportamiento, el mejor consumo y un precio alto pero más ajustado. Se vende con dos motores de gasolina de 211 y 320 CV (de 46.425 a 56.450 euros) y con tres turbodiésel de 170 a 258 CV (48.575 a 60.975 euros).

El BMW X3 es segundo gracias también a su calidad mecánica y a un precio más ajustado. Tiene un motor impecable con más margen de uso, un comportamiento equilibrado, los mejores frenos y cuesta lo mismo que el Mercedes. Añade las mejores plazas traseras para acoger sin agobios a tres adultos, incluso en viajes largos. Y cuenta con la gama más amplia: tres motores de gasolina de 184 a 306 CV (desde 46.050 a 63.400 euros) y cuatro turbodiésel de 150 a 313 CV (de 41.350 a 64.300 euros).

El nuevo Audi Q5 es tercero, también a solo un punto el BMW. Tiene una imagen algo continuista pero con mucha presencia, un interior moderno resuelto con muy buen gusto y una calidad mecánica sobresaliente. Y destaca por su calidad de conjunto y confort, pero cuesta unos 4.000 euros más que los dos anteriores, aunque viene algo más equipado. De momento se vende solo con un motor 2.0 TFSi de gasolina y 252 CV (55.850 euros), pero hay también tres turbodiésel de 150 a 190 CV (desde 40.550 a 49.500 euros).

El Jaguar F-Pace, recién elegido Coche del Año en el Mundo 2017, presenta como mejores armas un diseño con estilo propio que exalta su elegancia deportiva y le distingue de los SUV alemanes. Añade el mejor maletero a pesar de poder llevar rueda de emergencia. Pero el 4×4 británico es más interesante y competitivo con los motores diésel más potentes, en especial, el 3.0 V6 de 300 CV, que con el nuevo 2.0 i4D de la prueba, que no está a la altura de sus rivales en sonoridad y refinamiento. Además, al igual que al Audi, le penaliza el precio, 52.000 euros. Se vende con tres versiones de gasolina

• CONDUCCIÓN

Estos cuatro todoterrenos son las referencias en su tamaño y ofrecen un buen comportamiento en asfalto. Pero por su altura y peso son menos ágiles y estables en carretera que una berlina equivalente. Todos incluyen tracción 4×4 y pueden sumar como opción programas de conducción a elegir (Confort, Sport…), que varían la respuesta del acelerador, dirección, suspensión… Lee más.

• VIDA A BORDO

Todos son coches grandes de marcas premium y tienen interiores muy cuidados. Ofrecen unas plazas delanteras muy cómodas, con butacas amplias y envolventes, y la diferencia está en las de atrás. Los cuatro permiten alojar cinco adultos sin agobios, pero el BMW es el más cómodo, tanto por anchura como por altura y espacio para las piernas: el diseño del asiento aprovecha mejor los extremos.  Lee más.

• IMAGEN Y DISEÑO

Ventaja del Jaguar, que explora nuevas soluciones estéticas para reinterpretar la imagen de los SUV manteniendo la deportividad y elegancia de la marca. Destaca el frontal, con unos faros rasgados de mirada felina y el estilo limpio y exquisito de la parrilla. Pero el perfil lateral es muy dinámico y musculoso, como la zaga, y rematan un conjunto con gancho. Los demás son también elegantes, pero más convencionales.  Lee más.

• PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Diferencias de precio de unos 4.000 euros. El Mercedes y el BMW en sus versiones básicas diésel con cambio automático y tracción 4×4 cuestan igual: 48.575 y 48.672 euros, respectivamente. El Jaguar y el Audi suben a 52.000 y 52.340 euros, respectivamente. El Q5 tiene un acabado inferior con la misma mecánica por 49.500 euros, pero incluye un equipo de serie limitado y poco acorde con un modelo de este tipo.  Lee más.

• AL DETALLE

Mercedes GLC. Presenta un ambiente elegante y bien rematado.
BMW X3. Más cómodo para tres adultos atrás.
Audi Q5. Aporta la puesta en escena más moderna y sofisticada.
Jaguar F-Pace. El interior es el más sencillo.  Lee más.

• CONSUMOS

Los consumos son ajustados para su tamaño, pero el Mercedes ha gastado un litro menos en la prueba: apenas pasa de siete en conducción tranquila y solo supera los nueve en ciudad y estirando las marchas. Los demás han consumido lo mismo: ocho litros a ritmos suaves y alrededor de diez en conducción alegre y tráfico urbano denso. Las emisiones de CO2 son similares: 129 g/km el Mercedes y el Audi, 136 el BMW y 139 el Jaguar.

CONCLUSIÓN

Victoria mínima del Mercedes, que ofrece el mejor equilibrio mecánico, con un buen motor, nueve marchas, prestaciones algo mejores y un consumo más bajo. Y el mejor precio con un comportamiento logrado. El BMW es segundo a un punto y tiene el motor más brillante, un tacto deportivo y las plazas traseras más amplias para llevar tres adultos. Cuesta como el GLC, pero viene algo menos equipado y va peor en el campo. El Audi es tercero otro punto por detrás, pero destaca por su calidad de conjunto y confort de marcha. Es muy completo, pero le penaliza el precio, 4.000 euros más caro, aunque viene más equipado. El Jaguar es el más original y atractivo por fuera y ofrece el mejor maletero. Pero el motor del básico no está a la altura de los sus rivales en tacto y sonoridad, y cuesta como el Audi.