Actualidad

La UE confirma el adiós de los coches de gasolina y diésel en 2035

El Parlamento Europeo ratifica la prohibición de vender furgonetas y turismos nuevos de combustión dentro de 13 años.

2035 coches combustion

Europa propone dejar de vender coches de combustión en 2035.

El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles la propuesta de poner fin a las ventas de coches y furgonetas nuevos con motor de combustión en el año 2035. En esta votación, la Eurocámara ha ratificado las indicaciones de la Comisión de Medio Ambiente (ENVI), que en mayo dio luz verde avance gradual hacia la descarbonización del transporte. 

Así, se establece un objetivo intermedio de reducción del 55% de las emisiones contaminantes de los nuevos coches y furgonetas en 2030 y reducirlas a cero cinco años después, según recoge Europa Press. 

En España, el año pasado se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que, entre sus objetivos, recogía que la fecha para dejar de vender automóviles y vehículos comerciales de combustión (también híbridos) era 2040.

Ahora, los ministros de Medio Ambiente deberán decidir su posición sobre estos objetivos a finales de este mes, antes de iniciar las negociaciones con el Parlamento. Se espera que la ley definitiva se apruebe en otoño.

Un parque viejo y de combustión

La decisión de la Eurocámara se confronta con una realidad complicada en muchos mercados europeos, incluido el español. El 64% de turismos en circulación tienen más de una década, y la edad media del parque móvil supera ya los 13 años de antigüedad. Además, casi todos los coches son de combustión, por lo que la transición hacia un parque limpio parece complicada en poco más de una década. 

Según datos de 2020 de la iniciativa de divulgación Estamos Seguros, impulsada por la patronal de las aseguradoras UNESPA, los 24 millones de coches en España se reparten entre los diésel (14,9 millones), los de gasolina (9 millones) y los englobados en la categoría ‘otras motorizaciones’ (674.000). De estos, la mayoría son híbridos, con un motor de combustión como propulsor principal, y su venta también estará prohibida en 2035. 

El fin de los biocombustibles

Otra de las medidas ratificadas es la de prohibir también los automóviles que usen biocombustibles. Esto arremete directamente contra las marcas de coches superdeportivos, puesto que habían dirigido sus desarrollos de motores de combustión hacia estos combustibles verdes sintéticos, que ahorran hasta un 85 % de emisiones de CO2 comparados con la gasolina tradicional.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no