Actualidad

¿Cuántos coches diésel quedan todavía en España?

El parque móvil lo dominan los modelos de gasolina y gasóleo frente a los 674.000 modelos híbridos o eléctricos, un 2,7% de la tarta.

coches diésel

En el parque móvil español hay 14,9 millones de coches de gasóleo.

En 2035 dejarán de venderse coches de combustión en Europa, pero la vida de los motores tradicionales se alargará mucho más allá. A cierre de 2020, en España circulaban 674.017 turismos con motores no fósiles. Al otro lado de la balanza, en desequilibrio completo, el número de turismos diésel ronda los 14,9 millones.

Son datos de la iniciativa de divulgación Estamos Seguros, impulsada por la patronal de las aseguradoras Unespa. En su último informe, con información de Centro Zaragoza y Tirea, analiza la presencia en España de coches híbridos y eléctricos. “Los motores limpios representan –dice el informe– un 2,7% del parque de coches”. 

Al ritmo actual de matriculaciones, la asociación de vendedores Ganvam calcula que en 2030 solo el 7% del parque español de vehículos será neutro en carbono. El informe de Estamos Seguros muestra un ascenso muy acusado en la presencia de coches híbridos (en 2018 el parque era de 348.603 unidades, casi la mitad que en 2020), pero pasará tiempo hasta equilibrar el reparto.

Los diésel en España

De los 32 millones de vehículos que hay en España, 24,6 millones son turismos. Los coches se dividen, según el tipo de motor, en diésel (14,9 millones), gasolina (9 millones) y otras motorizaciones (674.017). 

Aunque las ventas de coches diésel se han desplomado y tienden hacia lo anecdótico (un 19,9% de las matriculaciones en 2021), su presencia en las carreteras seguirá siendo mayoritaria, porque su protagonismo ha caído solo en el último lustro: en 2016 la cuota superaba el 56%.

Lo que en las estadísticas de ventas se considera “resto” –es decir, lo que no es puramente gasolina ni gasóleo– engloba los coches híbridos y los eléctricos. Pero entre los primeros se incluyen los híbridos convencionales o autorrecargables (cuyo motor principal es de gasolina) y también los de gas. Modelos que rebajan las emisiones contaminantes, pero no pueden compararse en eficiencia con los híbridos enchufables o los eléctricos.  

El coche eléctrico, para las rentas altas

Los coches sin emisiones, limpios del todo en su ciclo de uso, quedan al alcance solo de una minoría privilegiada. “El retrato de conductor parece indicar que la renta es un factor que favorece la adquisición de un vehículo eléctrico”, recoge el estudio de Estamos Seguros. También un tráfico urbano más denso (donde los coches sin emisiones son más prácticos y eficientes) y la existencia de flotas de taxis o alquiler. 

Las provincias con tasas más altas de turismos limpios son Madrid (4,87% del parque móvil local), Barcelona (3,66%), Islas Baleares (2,54%), Girona (2,46%) y Álava (2,42%). Estos territorios cumplen una o varias de estas condiciones: una renta superior a la media española, una gran capital, flotas de alquiler amplias para residentes o turistas. 

En la cola de la clasificación aparecen Cuenca, Teruel, Jaén, Zamora y Cáceres, todas con una tasa inferior al 0,90%. El coche eléctrico no llega a la España interior.

Coches híbridos y eléctricos por marcas 

Por marcas, en la movilidad electrificada el protagonismo es para Toyota. Según los datos de Estamos Seguros, la firma japonesa fabrica “un 52% de los vehículos limpios que circulan por el país”. A estos se suman los Lexus, filial de alta gama del grupo Toyota. “Juntas, estas dos enseñas marcan el frontal del 63% de los coches híbridos y eléctricos del país”, dice el informe. En su caso, todos son todos híbridos autorrecargables. 

Otros nombres presentes en este segmento son Kia, Opel, Dacia (con híbridos de gas) y Hyundai. Sus cuotas de mercado en el parque móvil de híbridos y eléctricos existente en España oscilan en torno al 4%. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no