Actualidad

A prueba de balas

SEAT ha convertido al Leones en el coche de la policía italiana y por el camino le ha añadido todo tipo de extras como blindaje antibalas.

A prueba de balas

Si vas a ser el coche oficial de un cuerpo de seguridad del estado, no debería valer solo con ponerte unos vinilos, una radio y una sirena, ¿no? Si vas a enfrentarte a los malos, aunque no estemos en América, hay posibilidad de que haya armas de fuego en algún ocasión (por rara que sea) y por eso hace falta ¡blindaje!

Sabemos que la última remesa de coches de la Policía Municipal de Madrid cuenta con protección antibalas, ¿pero y las flotas antiguas? ¿Y las de otros cuerpos de seguridad? Dejamos la cuestión en el aire (si alguien nos lo puede confirmar en los comentarios lo agradeceríamos), el caso es que SEAT, que ha llegado a un acuerdo con la policía italiana, ha querido hacer las cosas bien.

Ya que una flota de sus Leones va a ser el coche oficial de la Polizia di Stato y de los Carabinieri, los ha equipado y preparado bien. Junto a las pruebas de durabilidad, resistencia, etc (que se realizan también en los coches normales), han añadido todos los elementos que consideramos imprescindibles en un vehículo de estas características: las mencionadas sirenas, luces y equipo de radio se suman un GPS, la celda para las plazas traseras, soportes para armas… y blindaje.

En SEAT no se han andado con chiquitas en este aspecto y han blindado todos los Leones. Las puertas aguantan, como mínimo, los disparos realizados por revólveres 44 Magnum y 357 Magum, las ventanillas están reforzadas contra impactos y el parabrisas tiene un grosor de 22 mm, suficiente para aguantar balas disparadas a 1.400 km/h.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no