Actualidad

Aventador SV, rizando el rizo

Lamborghini presenta en ginebra el Aventador más potente: su motor V12 6.5 desarrolla 750 CV de potencia y 690 Nm de par máximo.

Aventador SV, rizando el rizo

Igual que a todo cerdo le llega su San Martín, a todo Lamborghini le llega su Super Veloce. Bueno, quizá no sea la mejor comparación, pero el hecho es que lucir las iniciales ‘SV’ es algo prácticamente inevitable para un ‘Lambo’ y siempre sienta bien.

El caso del Aventador no es distinto y, si ya te gustaba el deportivo italiano, esta versión presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra te encantará. Y no lo decimos por el exterior, que es prácticamente idéntico, si no por todas las mejoras de rendimiento y comportamiento que incorpora.

El primer lugar, se han optimizado la resistencia y la carga aerodinámica del modelo. En segundo, se ha rediseñado el motor V12 6.5 para elevar su potencia hasta los 650 CV y su par máximo hasta los 690 Nm. A esto hay que sumarle la presencia de un nuevo sistema de escape y una caja de cambios manual robotizada de siete relaciones. Además, se ha hecho un uso intensivo de la fibra de carbono y el aluminio en el chasis monocasco, puertas, paragolpes y alerón. El resultado es un peso 50 kg más ligero que el del aventador normal.

¿Y qué pasa si juntamos un menor peso y una mayor potencia? Que el superdeportivo se convierte en un avión. Gracias a la tracción integral acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de más de 350 km/h.

Otras bondades tecnológicas que se dan cita en el Aventador SV son la suspensión tipo pushrod, la dirección electromecánica Dynamic Steering, las llantas forjadas de 20 pulgadas en el eje delantero y 21 en el trasero y un kit de frenos carbocerámicos.

Lo “mejor” es que, para todo lo que lleva, no es “tan” caro: 327.190 euros. Si tienes unos ahorrillos, puedes pedirlo esta misma primavera.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no